Consume el más delicioso y sabroso guineo maduro de Polo, Barahona

Destacan las cualidades nutritivas del guineo maduro. (Fotos: Onésimo Medina)
POLO, Barahona.- El guineo polero, dulce y aromático es nutritivo, no hace engordar y puede ser consumido a toda hora ya que se digiere fácilmente.

Por Onésimo Medina Tejeda
Destacan las cualidades nutritivas del guineo maduro. (Fotos: Onésimo Medina)

POLO, Barahona.- El guineo polero, dulce y aromático es nutritivo, no hace engordar y puede ser consumido a toda hora ya que se digiere fácilmente.

Un guineo contiene más o menos 23% de hidratos de carbono para 0,2% de grasas, y su índice de colesterol es nulo.
De todas las frutas conocidas, el guineo contiene la mayor cantidad de proteínas. Después están los azucares, un guineo maduro da energía y es aconsejado para los que practican deportes de resistencia.
Contiene además magnesio, selenio, hierro y todos tipos de vitaminas.
El guineo maduro ayuda al pelo rizo

El alto índice del guineo en hierro puede estimular la producción de hemoglobina en la sangre y así ayudar en casos de anemia.
Esta fruta tropical también es muy rica en potasio pero muy pobre en sal, lo que la hace un arma perfecta para luchar contra la hipertensión.
El alto índice en fibras de los guineos puede ayudar a restaurar el desarrollo normal del aparato intestinal. Los guineos contienen mucho potasio que es un elemento mineral esencial, que normaliza la presión arterial y los latidos del corazón.
Pero el guineo también tiene virtudes menos conocidas como su propiedad calmante en la piel cuando es mordida por un insecto o está irritada, frotando o aplicando el interior de su piel en la zona afectada.
Muchos otros pueblos ven a los guineos como una fruta “refrescante” que ayuda a bajar la temperatura física y emocional de las mujeres embarazadas.
También benéfica para el pelo, lo nutre sin volverlo grasoso. Se dice que es ideal para los cabellos rizados, ya que permiten estructurar los rizos.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •