Derechos Humanos asegura no defiende ni negocia con delincuentes

Virgilio Almánzar
Derechos Humanos asegura no defiende ni negocia con delincuentes

SANTO DOMINGO.- El presidente del Comité Dominicano de los Derechos Humanos, Virgilio Almánzar, aseguró que él defiende a los dominicanos no a los delincuentes y que todas esas informaciones que circulan sobre una supuesta defensa de los delincuentes son parte de una campaña sucia contra esa organización.

Almánzar dijo que él defiende la vida y eso no se puede transigir con nadie.

Al ser entrevistado por el periodista Salvador Holguín, en el programa “Hilando Fino”,   el activista expresó que nadie tiene derecho a matar a nadie porque la vida es un don de Dios y mucho menos los policías, que en muchas ocasiones son más asesinos que los mismos delincuentes.

Virgilio Almánzar retó de manera pública y hasta se ofreció a renunciar a su puesto como presidente de los CDDH si alguien logra demostrar que alguna vez él haya dicho que un delincuente no es un delincuente.

Recordó que la Constitución dominicana no permite la pena de muerte por lo que él está en contra de la pena de muerte y citó las declaraciones de Amnistía Internacional que dice que cuando un delincuente es ejecutado el delincuente logra una victoria bochornosa porque convierte el Estado en asesino igual que él.

Criticó el hecho de que no sean apresados los grandes delincuentes y funcionarios corruptos que en su opinión se roban el país.

“Porque no agarran los delincuentes que se roban el país y lo ejecutan” dijo Almánzar.

Aseguró que esa organización no negocia con los delincuentes, y que si alguien negocia con algún delincuente automáticamente es expulsado.

Aclaró que los derechos humanos no tienen poder para soltar presos, y que por lo tanto cuando un delincuente es liberado ellos no tienen nada que ver en eso.

“Quienes sueltan son los fiscales, la policía y los jueces, nosotros nos soltamos presos”, dijo el presidente del Comité Dominicano de los Derechos Humanos.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •