San Pedro de Macorís bajo agua

Vecinos de la Escuela Básica Los Guandules rompieron las paredes de la escuela y provocaron que esta se inundara.

POR IVAN SANTANA

Vecinos de la Escuela Básica Los Guandules rompieron las paredes de la escuela y provocaron que esta se inundara.

SAN PEDRO DE MACORIS.- Luego de los torrenciales aguaceros que se registraron el pasado fin de semana, numerosos barrios de esta ciudad permanecen inundados y parte de sus residentes fueron evacuados.

Barrios como Pedro Justo Carrión, Miramar, Placer Bonito, La Batea, El Toconal, Restauración, México, Los Guandules, Villa Faro, Las Flores, el centro de la ciudad, La Rejoya del sector 24 de Abril, Azul, Villa Azucarera, Villa Cañera, El Batey y otros, fueron totalmente inundados.

Así estan las carreteras de esta provincia

Pablo Polanco, director de la Defensa Civil, dijo que aún permanecen inundados los barrios Villa Progreso II, José Francisco Peña Gómez, Los Guandules, Azul, Buenos Aires, La Rejoya del 24 de Abril, parte de los Jardines del Este y otros.

Indico que 47 personas, entre ellas, 29 niños y niñas de los barrios Villa Progreso II y José Francisco Peña Gómez cuyas viviendas están inundadas, permanecen en el albergue habilitado en la iglesia evangélica ubicado detrás del Cementerio San Pedro Apóstol.

Sostuvo que unas 300 familias fueron llevadas a casas de familiares y amigos producto de que sus viviendas fueron inundadas.

El dirigente de la entidad de socorro expreso que la mayoría de los barrios de la parte Sur de la ciudad fueron inundados por el desbordamiento de La Rejoya del sector 24 de Abril.

Entiende que si las lluvias paran, en dos ó tres días esos sectores volverán a su normalidad.

Así estaba la Rejoya

Manifestó que la emergencia y otras áreas del hospital Jaime Oliver Pino del IDSS fueron afectadas por las inundaciones lo que motivo que los pacientes que llegaban a ese centro fueran trasladados al hospital regional Antonio Musa, luego de que los directores de ambos centros y las autoridades del Ministerio de Salud Pública se pusieran de acuerdo.

Dijo que brigadas de esa entidad acudió de inmediato y pudieron rescatar algunos equipos que quedaron cubiertos de agua.

Polanco explico que ya fue restablecida la comunicación entre el municipio Ramón Santana y la comunidad Paso del Medio y otras de la zona que quedaron incomunicadas por la crecida del rio Soco y, que ya los demás municipio están volviendo a la normalidad.

Escuela inundada

La Escuela Básica Los Guandules ubicada en el sector del mismo nombre quedo totalmente inundada lo que impidió que este lunes se impartiera docencia.

La directora del centro educativo, Lidia Díaz, dijo que la inundación fue provocada por vecinos de la escuela que le hicieron hoyos a la pared del plantel por donde penetro el agua, para ellos solucionar el problema de sus viviendas que estaban inundadas producto del desbordamiento de la Rejoya.

Manifestó que el agua penetro a las aulas, a las oficinas y demás áreas de la escuela afectando libros, documentos, los expedientes de los estudiantes y otras cosas de valor.

Sostuvo la educadora que los ladrones aprovecharon la situación y penetraron en horas de la madrugada del pasado lunes y se llevaron los candados con sus llaves y otras pertenencias.

Indico que de parar la lluvia este martes reiniciaran la docencia, ya que brigadas de obreros procedieron a sacar el agua.

Gobernador Civil

El gobernador provincial Félix de los Santos dijo que la situación está bajo control y que de no seguir las lluvias todo volverá a su normalidad.

Señalo que en coordinación con la gobernación, el comedor económico y el Ministerio de Salud, les están dando seguimiento a las personas que están en el albergue, con sus alimentos y asistencia médica y que además le suministraron colchones y frazadas.

Indico que los organismos de socorro están alerta ante cualquier eventualidad que se pueda presentar en la provincia y que gracias a Dios que no hubo pérdidas humanas.

La parte comunitaria

Los dirigentes comunitarios de esos sectores se quejaron porque ante esta situación no han visto a las autoridades en ayuda de las familias afectadas por las inundaciones.

José De León, presidente de la junta de vecinos Nueva Esperanza del sector Buenos Aires II, dijo que la situación de las familias que residen en el lugar conocido como La Rejoya es crítica, ya que lo perdieron todo producto de la crecida de la cañada.

Señalo que hasta el momento no han visto la mano amiga de las autoridades competentes y entiende que esas familias deben ser reubicadas en otro lugar, ya que hace más de 20 años que esa cañada hizo una enorme crecida donde más de diez personas murieron ahogadas.

El dirigente comunitario responsabilizo de la situación a las autoridades de ese entonces que luego de darles solares a esas familias, lo vendieron y regresaron a la cañada y las autoridades se lo permitieron pese a que representa un gran peligro para los que residen en esa área.

“Queremos que las autoridades competentes nos ayuden con la reubicación de esas familias, pero que no permitan que luego de ser desalojadas regresen”, expreso el dirigente comunitario.

Experto área sanitaria y ambiental

Waldo Ramírez, quien es experto en el área sanitaria y ambiental, dijo que San Pedro de Macorís es una planimetría donde tiene una tabla de agua muy alta y los suelos se saturan con facilidad.

Entiende que esto se agrava porque las aguas de correntía después de cierto tiempo de lluvia que se registraron en Consuelo y varios bateyes de la zona, van hacia la parte noreste de la ciudad y penetran a través de los barrios Villa Progreso II, Santa Fe y Barrio Lindo.

Sostuvo que estas aguas inundan los barrios de la parte Sur de esta ciudad, poniendo en riesgo muchas vidas, ya que atraviesan los sectores Las Colinas I y II y el 24 de Abril.

Manifestó que además las aguas que van a la Laguna de Mallen que es una reserva natural ubicada en la parte Sur de la ciudad, provocan que la misma se desborde inundando al sector Pedro Justo Carrión que es vulnerable a las inundaciones.

Dijo que la situación del drenaje pluvial de esta ciudad es grave, lo que amerita con urgencia drenar todo el perímetro de la Autovía del Este desde el batey Inocencia hacia el Sur para que las aguas de los bateyes de Consuelo y Ramón Santana, sean interceptada por un canal perimetral y recoja las aguas y sean conducidas al mar Caribe y evitar que esa gran cantidad de agua penetre a la ciudad.

Entiende que además se deben drenar los barrios del casco urbano como son Kennedy, Los Maestros, Enriquillo y Pedro Justo Carrión, dándole continuidad al drenaje que existe en algunos de esos sectores y construir otro canal que empalme con el que existe en la calle Fello A. Kid con Presidente Henríquez y así recoger todas esas aguas e impedir que la ciudad sea afectada.

Ramírez considero que estos trabajos es responsabilidad del gobierno central y municipal para garantizar el drenaje pluvial en la ciudad y evitar las inundaciones.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •