CDEEE y EDES reducen pérdidas y ganan nuevos clientes

Programa de Rehabilitación de RedesSANTO DOMINGO.- La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales y las distribuidoras de electricidad lograron reducir las pérdidas entre 12% y 18%  y captar unos 210 mil nuevos clientes en 45 circuitos y sectores que fueron intervenidos en la primera etapa del Programa de Rehabilitación de Redes que ejecutan con financiamiento de organismos multilaterales.

En esta primera se etapa invirtieron US$152 millones financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial y el Fondo OPEP para el Desarrollo, además de una contrapartida del Gobierno dominicano.

Los resultados fueron analizados durante el “Taller de Cierre del Proyecto de Rehabilitación de Redes de Distribución Eléctrica”, realizado con la coordinación del BID, y la participación de ejecutivos y técnicos de la CDEEE, Edenorte, Edesur y Edeeste.

Durante el taller se anunció el inicio de la segunda etapa del programa en el cual se invertirán US$350 millones, y además de los organismos que participan desde el inicio, se incorporará el Banco Europeo de Inversiones.

En esta segunda etapa, que se ejecutará en dos años,  se incluirán 56 circuitos de todo el país a los que se dará una solución integral, incluyendo tele medición, macro medición y pre pago.

Actualmente hay en el Congreso Nacional dos financiamientos para estos fines por un monto de 138 millones de dólares, de los cuales US$78 millones son aportados por el BID y US$60 millones por el Fondo OPEP.

Respaldo del BID

Al hablar durante el taller, la representante del BID en República Dominicana, Flora Montealegre Painter, dijo que el objetivo central de ese organismo en el país es apoyar el desarrollo sostenible con equidad que contribuya a reducir la pobreza, “y estamos convencidos de que esto no se pueda lograr si los problemas de la industria eléctrica no se resuelven”.

Expresó que el Programa de Rehabilitación de Redes logró reducir el índice de pérdidas totales de las empresas distribuidoras y el incremento del índice de recuperación de activos, además de mejorar la calidad del servicio verificada en el número de horas continuas de suministro.

Dijo que en el caso del BID, en esta primera etapa aportó US$50 millones, incluyendo la contrapartida del gobierno dominicano, de los cuales un 10% se destinó a la gestión social.

Reveló que en los ocho circuitos  y nueve sectores en los que se invirtieron los recursos del BID se logró rehabilitar 373 kilómetros de redes, incluir 76 mil clientes adicionales al servicio 24 horas; reducir el porcentaje de pérdidas totales promedio a 12% y aumentar el CRI a 85%.

Dijo que de su experiencia en este programa extrae la conclusión de que, contrario a lo que se piensa,  “no existe la ´cultura del no pago´, y que los clientes, aún los de menores ingresos, están dispuestos a pagar si reciben la garantía de un servicio de calidad.

También elogió el trabajo de acercamiento a las comunidades realizado por los técnicos del holding eléctrico antes, durante y después de la intervención de los técnicos que, a su juicio, ha sido el pilar fundamental del éxito del proyecto.

“Sabemos que estamos en el camino correcto y que debemos intensificar el esfuerzo en la mejora de la gestión de la distribución, fortaleciendo el programa de reducción de pérdidas, con gestión social y gestión comercial”.

Al referirse al nuevo financiamiento del BID para la segunda etapa, dijo que con la experiencia adquirida y las lecciones aprendidas se podrá “realizar conjuntamente, aun mejor, un trabajo que hoy se hace con eficiencia y efectividad”.

Al pronunciar el discurso de apertura del Taller, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara, agradeció a los organismos financiadores por el apoyo brindado al eje de la reducción de pérdidas del plan integral que ejecuta la empresa para lograr que el país cuente con un sistema eléctrico eficiente y sostenible.

Jiménez Bichara felicitó a las distribuidoras de electricidad y al equipo de la CDEEE por los buenos resultados evidenciados en los informes presentados ayer en el taller.

Durante la actividad se presentaron testimonios de residentes en algunas de las comunidades beneficiadas con el programa, los cuales se refirieron a  cómo mejoró su calidad de vida y exhortaron a los técnicos a continuar.

Entre los sectores rehabilitados se encuentran, por Edenorte: dos circuitos en el centro de La Vega; en el centro de Cotuí; centro de Salcedo; Imbert, Guananico y Altamira en Puerto Plata; Navarrete, Villa González y Tamboril en Santiago. También en Moca, Tenares y Gaspar Hernández.

EdeSur, entre otros, rehabilitó: Ensanche Altagracia, Las Palmas, El Café, Bayona, Iván Klang, San Miguel, La Gloria, Pantoja, Samaria, Enriquillo y parte de Cristo Rey.  

Entre los rehabilitados por EdeEste figuran Los Minas I, II y V; parte de Capotillo; Timbeque II y III; Villa Duarte I y II, El Brisal IV, e Invi IV y V.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •