Nace la Alianza Revolucionaria Verde (ARV)

Juan María Castillo Rodríguez presidente de la Alianza Revolucionaria Verde (ARV)SANTO DOMINGO.- Una nueva organización política, denominada Alianza Revolucionaria Verde, (ARV), que tiene entre sus propósitos  retomar el proyecto de nación de Los Trinitarios, y construir una patria libre, independiente, igualitaria, justa, soberana y feliz salió a la luz pública este domingo.

Fue realizado durante un acto en el hotel Hispaniola, de la capital, donde su presidente, Juan María Castillo Rodríguez, dio un discurso en el que cuestionó con términos duros a las fuerzas que, a su juicio, se han apoderado de las riquezas nacionales desde el derrocamiento del tirano Rafael Leonidas Trujillo Molina, en 1961.

Castillo Rodríguez mencionó uno por uno los males que mantienen en  la pobreza a la mayoría de la población dominicana y abordó la forma de afrontar esa situación al considerar que “no todo está perdido” y que “todavía hay esperanzas”.

Juan María Castillo Rodríguez presidente de la Alianza Revolucionaria Verde (ARV) habla a parte de los asistentes.“Nace hoy un movimiento político que lleva por nombre Alianza Revolucionaria Verde, el cual enmarca su accionar en la ética y la moral duartianas, en el humanismo cristiana y la caridad evangélica; en la solidaridad, la hermandad, la equidad y la justicia social”, entre otros, dijo en su discurso.

Precisó que “nacemos en el peor momento de la crisis que ha sufrido la sociedad dominicana en toda su historia”.

Entre las variables de estas mencionó la crisis en la moral, la ética, la economía, la seguridad ciudadana, la credibilidad pública; el deterioro del sistema de partidos políticos y su falta de democracia interna.

También la crisis energética, en la educación, la salud pública, falta de agua potable, déficits habitacional, crisis alimentaria, desempleo, quiebra de bancos y crisis en el sistema judicial, entre otras muchas.

Argumentó que “la sociedad dominicana está cansada de las burlas, de las promesas incumplidas, de la demagogia, de la incapacidad para producir cambios favorables a las mayorías, de la corrupción, de la impunidad y de las mentiras de los políticos que nos venden un supuesto desarrollo económico mientras los índices de pobreza crecen”.

Denunció que quienes “gobiernan nuestra república privatizan el desarrollo económico en su beneficio personal y socializan la crisis en perjuicio de todo el pueblo”.

Advirtió que “hemos llegado al límite de nuestra capacidad de sufrimiento físico y moral; ya no aguantamos más latrocinio, impunidad y corrupción”.

Reclamó que “tenemos que ponerle fin al desorden en la administración del Estado”.

Resaltó, además, que “no tenemos que seguir soportando que cada cuatro años un grupo de mafiosos asalte la dirección del Estado y se hagan multimillonarios con el dinero del pueblo y que luego nombren jueces que le garanticen impunidad y anden porlas calles exhibiendo sus bonanzas a costa de la miseria de todo un pueblo”.

Anunció la decisión de la ARV de combatir para impedir que loma Miranda sea explotada y detalló que esa organización se implicará de manera frontal en la lucha contra la megaminería irresponsable.

Castillo Rodríguez dijo que de inmediato los miembros de la ARV comenzarán a recorrer todo el país para recolectar firmas con las que procurar ser reconocida por la Junta Central Electoral.

Explicó que presentarán candidaturas a los ayuntamientos, los distritos municipales y al Congreso Nacional.

“Necesitamos tomar el Congreso Nacional para producir la profunda transformación jurídica que requiere el Estado dominicano; necesitamos controlar los ayuntamientos para erigir el pensamiento municipalista de Duarte en guía del desarrollo del poder local”.

Instó a los miembros de la organización a presentar candidaturas a los cargos de elección popular en para los cuales tengan condiciones.

En su discurso, Castillo Rodríguez emuló los ejemplos de lucha social del sacerdote guerrillero colombiano Camilo Tórres.

También los procesos sociales que en la actualidad se desarrollan en Bolivia, Venezuela, Brasil, Ecuador, El Salvador y Chile.

Puntualizó que si en esos países se ha podido avanzar en el progreso social, “aquí también podemos”.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •