febrero 21, 2018

Niño “Dios”

Por Ramón Colombo/FOGARATE

Ramón ColomboEra una selva de gladiolos gigantes, cayenas colosales y lirios como palmeras, y la yerba era un “trigal” que copaba el horizonte sin fin. La pileta era el Atlántico, y la zanja que la alimentaba el Amazonas. El niño imitador de Dios, tendido de panza, era omnipotente,  omnipresente y omnisapiente. Las hormigas transitaban compartiendo la

buena nueva de algún insecto grande ajusticiado, o el hallazgo de una azucarera abandonada, y levantaban sus rostros hacia El, suplicando bondad. Pero en eso….. ¡tituá!….. Y escuchó una voz más poderosa que la suya: “¡Levántese, cochino, que usted no es el que lava!”. (Sí, “Dios” era imperfecto. Lo constataba tristemente mirándose el ombligo).

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Noticias Relacionadas