Domínguez Brito: “es tiempo de asumir responsabilidades”

Domínguez Brito frente Félix BautistaSANTO DOMINGO.- El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, subió al estrado durante las conclusiones finales del Ministerio Público, en el caso de la acusación contra los exfuncionarios de la Oficina de Ingenieros Supervisora de Obras del Estado (OISOE), en donde fijó su posición en torno a la representación de toda la sociedad dominicana en la lucha contra la corrupción.

“Estamos viviendo una crisis de responsabilidad que se va traduciendo en el comportamiento de cada uno de nosotros, de los actores, y al final en una cultura de un pueblo. Nos convertimos, a veces en cómplices, simplemente por callar, por comodidad, no queremos problemas con nadie, vamos dejando que las cosas vayan pasando, desde lo pequeño hasta lo grande, a veces ante un ruido de una bocina no queremos llamar, porque no queremos problemas con nadie, a veces vemos un caso de violencia intrafamiliar, que el vecino no comunica y final muere la mujer; usted como fiscal lo vio miles de veces, nosotros lo vemos miles de veces, como esa crisis de responsabilidad nos genera en la familia, en la comunidad, en la nación, hechos que posteriormente nosotros nos arrepentimos” expresó del Jefe del Ministerio Público.

Domínguez Brito aseguró que “el miedo es indiferencia, complicidad, es impotencia en muchos casos; esta acusación en este caso no es tan fácil para cada uno de nosotros, de manera personal para quien les habla, todavía es mucho más difícil, por las características, por las condiciones, por la misma coyuntura, pero ha llegado el momento de asumir responsabilidades”.

El Procurador General durante su turno en la audiencia, dijo que quería dejar claro que “existe una Constitución de la República, que establece en todos los articulados de manera transversal todo lo referente al sistema de justicia, a la búsqueda de la verdad, de la racionalidad que establece claramente dentro de las definiciones, que el Procurador ejerce la acción pública ante la sociedad, pero también garantiza derechos fundamentales, promueve solución alternativa, protege a la víctimas, y sobre todo el interés público. Pido que no se le impida al Ministerio Público fijar la posición de política criminal de acuerdo con esta Constitución. Parece que no es por razones de tiempo que quieren impedir  mis palabras y escuchar lo que tengo que decir, parece que siguen embriagados de poder, yo solo quiero representar a la sociedad y así lo haré”.

“Hace poco comencé a leer algo sobre la corrupción y hubo una frase que a mí me impacto, que decía “el corrupto se cree vencedor, estas personas se pavonean para menospreciar a los otros. El corrupto no conoce la hermandad o la amistad, sino la complicidad o la enemistad, y esto lo decía el papa Francisco, es como una red que captura solo los peces pequeños, mientras los grandes se quedan en el mar.

Domínguez Brito aseguró que la acusación del caso OISOE está sustentada en una investigación seria, profunda técnica y profesional, en la cual se han detectado múltiples mecanismos mediante los cuales con los fondos del dinero del pueblo, el imputado se adjudica los negocios prevaleciéndose de su posición pública, agregando que “ yo tengo que decir aquí ante este tribunal que esta acción requiere indudablemente de que todas las instituciones de la República Dominicana puedan asumir el rol, por qué, yo hice referencia a otros casos y tenía que hacerlo, y nunca me voy a callar, porque aquí lo que está en juego es el futuro de este tipo de casos donde se realizan estas triangulaciones y  donde lamentablemente los fondos públicos sirven para que alguien o  muchas personas puedan enriquecerse. Aquí lo que se probó;  aquí lo que se investigó, ha sido  cómo actores públicos mediante designación y contratas o licitaciones no correctas destinaban, entregaban obras, y a su vez, por detrás ese dinero volvía las personas que entregaban. Aquí lo que se está diciendo es si la confianza nacional se va a recuperar o no, cuál es la respuesta que le vamos a dar al país”.

El máximo representante del Ministerio Público manifestó que “la corrupción golpea, si usted va a seguridad ciudadana, y usted sabe que aquí hay drogas en los barrios por los peajes, de actores públicos como Policía y DNCD. Aquí sabemos que si en materia de migración hay un fluido enorme es por la corrupción, si vamos a la crisis eléctrica, grandes contratos a base de sobornos, si vamos a los hospitales y un médico se puede llevar algo se nos mueren los pacientes”.

“¿Por qué el procurador está aquí? porque no es posible que el esfuerzo suyo, de cada una de la gente que trabaja aquí, se quede en bolsillos algunos para divertirse, andar en aviones, en helicópteros, en hoteles, tener doscientos, quinientos apartamentos, con mi esfuerzo y de la gente de trabajo. Hemos visto una cantidad insuperable de bienes inmuebles de compañías, de constructoras, aviones, de miles de cosas que no se obtienen con simples salarios”, dijo Domínguez Brito.

“Yo estoy aquí para llamar a la conciencia, a la conciencia suya magistrado, más que a nadie; con quien compartí mucho tiempo de trabajo, la República Dominicana tiene un futuro, pero depende de nosotros. Hay que vivir en una esperanza de seguir fortaleciendo este país, y estos casos penales son los que nos van a permitir decirle a nuestros hermanos que no sientan vergüenza, que las instituciones públicas funcionaron”

Finalmente, Domínguez Brito defendió el papel desempeñado por el Ministerio Público, aseverando que “todos sabemos que en los anteriores casos de corrupción, hemos manifestado públicamente nuestra inconformidad con el sistema de justicia, siendo nosotros parte del mismo, porque lamentablemente la percepción de impunidad ha prevalecido aquí, y este caso, que es el último que rebosa la copa, es el que nos va decir hacia dónde vamos y hacia dónde no vamos; y yo le he dicho a nuestros fiscales, a los que están aquí, a los que están en la calle, que es mil veces mejor morir de pie que vivir de rodillas”.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •