Acusan oftalmólogo dominicano en expediente fiscal contra senador Menéndez

salomon melgenNUEVA YORK.- El oftalmólogo dominicano Salomón Melgen, radicado en Florida e implicado en el expediente de 14 cargos presentados contra el senador demócrata Robert Menendez (Bob) de New Jersey, es acusado de sobrefacturar US$9 millones de dólares al programa federal de salud conocido como Medicare, dijeron los fiscales federales en ese estado.

Un editorial del New York Times confirmó ayer la información, diciendo que funcionarios de salud en Washington, incluyendo el que tomó la llamada desde la oficina de Menéndez, se mostraron  preocupados por la insistencia del legislador cubano – americano para que los investigadores pasaran por alto, la factura cobrada por Melgen al gobierno federal.

El Times dice en su opinión, que cualquier persona que lea el acta de acusación, reaccionaría indignada y que “hay partes en que las pruebas documentadas son irrefutables”.

Añade que el expediente ilustra un patrón de regalos y favores intercambiados entre el senador Menéndez y el oculista de origen dominicano, que invirtió fuertes sumas en las campañas electorales del legislador federal.

“Melgen, nunca fue tímido cuando se trataba de pedir favores políticos a Menéndez”, añade el editorial acerca de oftalmólogo.

“El señor Menéndez argumenta que lo que aceptó de Melgen,  no fue ilegal, sino más bien lo que los buenos amigos se supone, deben hacer uno para el otro. Teniendo en cuenta la amplitud y la naturaleza de las acusaciones, sin embargo, es difícil imaginar que va a tener tiempo suficiente para representar adecuadamente a sus electores, mientras  se prepara para una batalla legal que podría prolongarse durante años”, explica el editorial.

“La parte más irrefutable de la acusación relata la defensa del señor Menéndez en favor del doctor Melgen cuando los funcionarios federales, en el 2009, encontraron que había sobrefacturación al Medicare por casi $ 9 millones. “Tenemos una situación un poco difícil  con el senador Menéndez, que aboga en nombre de un médico amigo suyo en la Florida”, advirtió un funcionario del Departamento de Salud y Servicios Humanos advirtió un colega quien fue designado para tomar la llamada del senador.

El Times revela que Menéndez tomó el asunto directamente con el Secretario de Salud y Servicios Humanos durante una reunión en agosto del 2012. “Dos meses después, el doctor  Melgen donó $ 300.000 a un comité de acción política que  estaba trabajando para que el señor Menéndez fue reelegido. Durante ese período, Menéndez viajó a la República Dominicana a bordo del jet privado del doctor Melgen, uno de una serie de viajes de los que dio información”.

También en el 2012, el personal del señor Menéndez se puso en contacto con el Departamento de Estado para proteger el interés de Melgen en una empresa de selección de carga dominicana, pidiéndoles presionar al gobierno dominicano para un contrato de protección portuaria.

El editorial sostiene que “en ese momento, el doctor Melgen, quien también fue acusado, hizo otras donaciones a un comité demócrata de Nueva Jersey y al fondo de defensa legal del señor Menéndez”.

Precisa que una de las partes más escandalosas de la acusación, resume los esfuerzos del señor Menéndez, en nombre de las jóvenes novias extranjeras del doctor Melgen que necesitaban visas para pasar tiempo con él en los Estados Unidos.

“En un caso, el senador escribió una carta al Departamento de Estado para dar fe de su amigo calificándolo como buen amigo”, indica el editorial de Times.

En el 2010, Menéndez le pidió al doctor Melgen que le reservara una suite en un hotel de París a través de un correo electrónico en el que le pedía que la habitación tuviera una  cama king, área de trabajo con internet, baño de piedra caliza con jacuzzi y ducha de lluvia.

“Usted llame a estadounidenses ofrézcales recompensas y van a reservar para usted. Tendría que estar en mi nombre”, dice el correo enviado a Melgen por Menéndez.

El editorial critica el desafío de Menéndez a la justicia y los fiscales, a quienes les advirtió en una rueda de prensa el miércoles en Newark que “no me iré a ninguna parte, porque voy a pelear hasta las últimas consecuencias”.

“El estaría haciendo un flaco servicio a Nueva Jersey por aferrarse al poder como un político caído en desgracia. Sus colegas en el senado deben exigirle que dé un paso al costado”, señala el periódico.

Dice que el gobernador de New Jersey,  Chris Christie tendría una gama de opciones para ocupar el puesto temporalmente hasta que una nueva elección pueda celebrarse.

“Si eso ocurre, el señor Christie debe encontrar la manera más rápida posible dejar que los votantes elijan a un sucesor que, idealmente, entraría en la oficina sin amigos cuestionables”, concluye diciendo el New York Times.

Por Miguel Cruz Tejada

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •