febrero 19, 2018

Caídas hogareñas y en piscinas mandaron muchos a los hospitales

Por Genris García

Yenia Adames Canela cae al sueloSANTO DOMINGO ESTE.-  Un hombre de 94 años y un bebé de seis meses fueron de los tantos que este Viernes Santos terminaron en las Salas de Emergencias del Hospital Dr. Darío Contreras tras sufrir caídas hogareñas o mientras disfrutaban de un baño en piscinas colocadas en patios y calles de los barrios del Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional.

El señor Francisco Ortíz, de 94 años, residente en las inmediaciones de la avenida Ecológica, llegó al Darío Contreras acompañado por varios hijos con una herida sobre su ojo izquierdo. Uno de sus hijos dijo que sufrió una caída en su hogar.

Mientras que el pequeñito Albert Ernet Montero, de apenas seis meses de nacido se cayó de la cama de su madre de cabeza.

En una de las camillas del Darío Contreras también estaba el niño David de la Cruz, de 11 años, con el pie derecho fracturado al caer en el río La Leonora, de Yamasá.

Yenia Adames Canela, de 39 años se fracturó la pierna derecha mientras disfrutaba de un baño con familiares y amigos en Invivienda.

Tuvo tan mala suerte, que al llegar a la sala de Emergencias del Darío Contreras en una ambulancia del 911, la camilla falló y por poco termina en el suelo. La salvó que estaba atada a la camilla y la rápida intervención de brigadistas de la Defensa Civil, familiares y los mismos socorristas del 911.

Odelco de Jesús Gautreaux, de 55 años se cayó en una piscina en el sector de Villa Carmen resultando con golpes en la cabeza.

Los trajes de baños, pantalones cortos y ropas mojadas, era la mejor muestra de que llegaban de una piscina.

Manos, brazos, antebrazos y piernas eran el centro de las lecciones que tenían las personas que sufrieron caídas en las coloridas piscinas de ocasión.

{gallery}piscinassemanasanta15{/gallery} {jathumbnail off}

Motocicletas

Un ciudadano haitiano sólo identificado como Enso, de 22 años resultó herido al ser impactada la motocicleta en que viajaba en la carretera de Mendoza con San Vicente de Paul.

Christopher Herrera Mesa, de 17 años, conducía una motocicleta en Villa Faro, -y dijo- que luego del accidente el conductor que lo atropelló se desmontó del vehículo y lo amenazó con una pistola. Fue llevado al Darío Contreras con múltiples laceraciones.

Mientras que Anyesel Báez Valdez, de 9 años fue atropellado por un vehículo en el sector Valiente. Tenía traumatismos diversos, en especial en la cabeza por lo que fue referido al Hospital Infantil Reynaldo Almanzar.

Los accidentados en motocicletas fueron muchos más de los que los periodistas pudieron percatarse.

Riñas

Las riñas no estuvieron ausente el Viernes Santos, y fueron varios los que llegaron con heridas puso-cortantes, machetazos, tubazos y botellazos.

Como el caso de Olguín Rodríguez, de 44 años y José Alberto, de 32, quienes sufrieron heridas a machetazos en una riña en el sector Los Cartones, dónde disfrutaban de un baño en una piscina. Dijeron que allí se presentaron un grupo de hombres de otro sector y ahí se armó el rebú.

No todos terminaron mal

Pero no todos terminaron mal sus tardes de piscinas en sus casas, patios o calles de su vecindarios.

En casi todos los sectores de la capital se observaron personas de todas las edades, en especial niños, bañándose en piscinas, incluso, en medio de los torrenciales aguaceros que se registraron en la capital.

Fotos: Genris García

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Noticias Relacionadas