Abinader va confiado a convención PRM

Luis Abinader  SANTO DOMINGO.- El precandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, se mostró confiado de que la noche del este domingo será escogido en la convención como el candidato de esa organización, y la mañana del lunes emprenderá, un nuevo tramo en su carrera hacia la presidencia de la República Dominicana.

Advirtió que “la corrupción rampante y la impunidad, junto con la justicia secuestrada por el PLD, nos obliga a tomar una decisión firme: Es hora de restaurar la confianza con un gobierno honesto y decente que sancione la corrupción, caiga quien caiga, y a recuperar la justicia garantizando su independencia con jueces de carrera”.

En un discurso de cierre de campaña, Abinader dice que son tiempos difíciles, a pesar del crecimiento económico sostenido del país, la prosperidad no ha sido compartida.

Los aspirantes a la presidencia que se miden en la convención del PRD son Amaury Justo Duarte, Hipólito Mejía Domínguez, Luis Rodolfo Abinader Corona y Geanilda Vásquez  Almánzar.

A continuación el texto integro del discurso de Luis Abinader.

Pueblo Dominicano,

Hemos recorrido de palmo a palmo  todo el territorio nacional, y en ese caminar, he sentido el palpitar de una sociedad que nos percibe como la nueva esperanza, el instrumento para el cambio que el país demanda, la candidatura que representa una nueva generación, la generación del triunfo, de las nuevas ideas y de una nueva visión de gobernar y de ejercer la política. 

Antes que todo, quiero dar las gracias.

A mi familia por su amor y apoyo incondicional,

A toda mi estructura de campaña, desde el Coordinador General y los directores y dirigentes nacionales, a las mujeres, a la juventud, a los frentes de masas y a la Organización Luis Abinader,

A los enlaces y coordinadores regionales, provinciales, municipales y zonales,

A los dirigentes de las seccionales del exterior,

A mis aliados del Partido humanista Dominicano, de la Convergencia y de todos los movimientos y sectores que nos apoyan,

A los medios de comunicación y, sobretodo,

A los dirigentes y los simpatizantes del Partido Revolucionario Moderno, y al pueblo dominicano cuyas carencias he podido constatar y cuyas esperanza tocan profundamente mi conciencia y mi corazón.

Hoy 24 de abril, se conmemora el 50 aniversario de la revolución de 1965 cuyo objetivo principal fue el retorno al constitucionalismo y a la democracia. Mi reconocimiento a los hombres y mujeres que lucharon en esa gesta histórica y que hoy son referentes para mí, como José Francisco Peña Gómez, cuyo sacrificio por la democracia, también recuerdo hoy, y mi padre, José Rafael Abinader, quien fue ministro de Finanzas del gobierno constitucionalista. 

Gracias a Dios, crecí en un hogar donde nos enseñaron la importancia de la honestidad, de ser íntegros como ciudadanos, y de nunca negociar o ceder en nuestros valores. Ese legado lo he llevado conmigo toda mi vida, en mi carrera política y en este exitoso proceso interno. 

Lo hemos dicho y lo reiteramos: del proceso interno del PRM no saldrán derrotados ni vencedores, ganará la democracia, la voluntad popular de quienes se identifican con los colores de esta fuerza política, con un país que puede y debe ser mejor, más justo, más transparente y con oportunidades para todos. 

Nos llena de orgullo que después de la Convención del domingo 26 de abril,  no solo se sumen simpatizantes del PRM a nuestra Candidatura, sino que  lo han hecho y lo harán un conjunto de fuerzas políticas y sociales de La Convergencia Para un Mejor País y de sectores que han vuelto a creer en una política que trabaja para el bien colectivo, que es capaz de unirse en la diversidad y de establecer en su centro el bienestar de millones de compatriotas que por años han estado en el olvido. 

Ese apoyo de diversos sectores es también una gran responsabilidad, que honraré como candidato de la unidad, sin ataduras ni resentimientos, mirando al futuro con una visión inclusiva. Desde este escenario, les abrimos las puertas a todas y todos, mujeres y hombres, jóvenes, adultos, envejecientes, dominicanas y dominicanos que comparten el sueño de un mejor país, el anhelo de construir aquí y ahora, el futuro de oportunidades y desarrollo para los hijos de la República Dominicana. 

Que no quepan dudas, con mi victoria este domingo en la Convención del PRM, gana la unidad y gana el futuro; con mi victoria este domingo comenzamos el tramo final de este camino inolvidable, y que con la ayuda de Dios y de todas y todos ustedes, podremos culminar con éxito con una victoria electoral sobre el PLD en mayo de 2016, sin importar quien sea su candidato. 

Es por eso que la amplia mayoría de las bases del Partido Revolucionario Moderno y de la oposición nos han escogido como su candidato, porque han podido convencerse de que, como dice la gente por doquier, Conmigo se gana!  Al escogerme el domingo candidato del PRM, estarán eligiendo al próximo presidente de la República Dominicana.

Compañeros, 

Son tiempos difíciles, a pesar del crecimiento económico sostenido del país, la prosperidad no ha sido compartida. Ha quedado en manos de unos pocos, mientras la mayoría pasa penurias para subsistir con salarios que no cubren ni la canasta básica y con un acceso limitado a servicios tan elementales como la salud, la vivienda y la educación. 

Tenemos que dejar atrás los tiempos donde casi la mitad de nuestra población subsiste en la pobreza, donde el joven es sinónimo de cesantía y falta de oportunidades, donde la mujer debe luchar el doble por las mismas oportunidades, y donde nuestros envejecientes quedan en el olvido total luego de trabajar toda una vida por su bienestar. 

Tenemos que abrir paso a una tierra de igualdad, de equidad entre mujeres y hombres, abramos la puerta a una educación de calidad y al primer empleo de los jóvenes, construyamos juntos un país seguro, con trabajos que permitan a las familias tener un hogar estable, darle educación y salud a sus hijos y proveer a sus seres queridos. Pongamos fin al círculo vicioso del clientelismo y el populismo que alimenta y promueve la miseria. 

La corrupción rampante y la impunidad, junto con la justicia secuestrada por el PLD, nos obliga a tomar una decisión firme: Es hora de restaurar la confianza con un gobierno honesto y decente que sancione la corrupción, caiga quien caiga, y a recuperar la justicia garantizando su independencia con jueces de carrera. 

Construyamos en cambio círculos virtuosos de ciudadanas y ciudadanos formados en valores, educados con calidad y abriéndose en el campo productivo y laboral, dando inicio a una generación que termine de enterrar la ignorancia, el caos y el subdesarrollo. Que de esa siembra nazca una nación institucional y democrática, libre y próspera. Estamos seguros, podemos y vamos a lograrl
o. 

Yo estoy aquí para eso, para construir junto ti una nación de derechos, próspera, justa, decente, dirigida por un gobierno que no robe y que no encubra el robo, un gobierno sensible ante el sufrimiento de la gente, un gobierno de oportunidades para nuestras mujeres y para nuestros jóvenes.

 Amigas y amigos, 

Les tengo una noticia, al día siguiente de mi elección como Candidato Presidencial del PRM, tocaré las puertas de todos nuestros compañeros de partido; tocaré la puerta de fuerzas aliadas, de toda la oposición, de movimientos civiles y políticos. Les aseguro que, con toda humildad, visitaré altar por altar predicando consenso, articulando unidad y construyendo caminos de victoria.

Somos y seremos la candidatura de la unidad, de la esperanza y de la alegría. Somos y seremos, junto a todos ustedes, señora y señor que nos están mirando, la candidatura de la transparencia, de la democracia, de una auténtica justicia. Somos y seremos la candidatura que llevará a la República Dominicana al desarrollo humano, al empleo digno y a una mejor calidad de vida.

Aquí y ahora comienza una nueva etapa; es momento de que nuevas fuerzas tomen el liderazgo, es tiempo de nuestra generación, y con su apoyo, de una nueva República Dominicana.

Estoy listo para liderar nuestro país, para ganar el futuro,

De la mano de la mujer dominicana, laboriosa, comprometida y luchadora;

De la mano del joven, lleno de esperanza, con bríos indomables, con sed de triunfo y anhelo de conquistar sus sueños;

De la mano del trabajador dominicano, incansable, patriota y dispuesto a darlo todo;

De la mano del adulto mayor, cuyos años de sacrificio y trabajo no serán en vano. En su sonrisa y afecto vemos reflejado su apoyo, que nos honra y compromete.

De la mano de los profesionales cuyas competencias nos guían, de los empresarios que generan empleos y riquezas para el país y, sobretodo, de la mano de Dios, guía e inspiración de todos nuestros pasos.

A todas y todos ustedes, pueblo dominicano, abriremos juntos el sendero de la esperanza y la alegría, forjaremos juntos un futuro de oportunidades, de paz y tranquilidad, de transparencia y democracia.

Finalmente, a todos los militantes y simpatizantes de nuestro Partido Revolucionario Moderno; a quienes nos siguen desde distintas trincheras políticas y civiles, gracias de corazón por confiar en nosotros, no los vamos a defraudar.

Este domingo tenemos una cita con la democracia y con la victoria interna del PRM. De la mano de esta candidatura, encabezaremos una fuerza política y social indetenible, porque unidos jamás seremos vencidos.

La noche del este domingo seré el candidato del PRM, y la mañana del lunes emprenderé, junto a ti, un nuevo tramo de esta carrera hacia la presidencia de la República Dominicana.

Muchas gracias y que Dios los bendiga,

Luis Abinader

Pre-Candidato Presidencial Partido Revolucionario Moderno

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •