Apresan directivos “Policía Hospitalaria” por estafa en SPM

Por Iván Santana

Dirección Regional Sureste de la Policía NacionalSAN PEDRO DE MACORIS.- La Policía Nacional apreso a varias personas que se dedicaban a reclutar a jóvenes para supuestamente integrarlo al “Servicio Nacional de Policía Hospitalaria Especial (SNPHE)”, los cuales fueron estafados.

La directiva de la supuesta entidad está compuesta por Rodolfo Morillo Encarnación, como director de operaciones; Víctor Ángel Herrera Paulino, Subdirector Regional Este; Carlos Oniel Morales Cordero, Coordinador Regional Este y Cristian Vandehorst, Supervisor en el municipio Consuelo.

Además  Walkidia Lawrence Rincón, Encargada de Recursos Humanos en el municipio Quisqueya; Geovanny Suzaña  Capellán, en Relaciones Publicas para la región Este; Noel Tadeo Urraca Morris, mayor de la Policía Municipal de San Pedro de Macorís y supervisor de la entidad en esta ciudad, Rafael Crime, Supervisor Policía Hospitalaria en esta ciudad y Manuel Leonor Anglada, encargado de llamada Reclutamiento de la Policía Hospitalaria.

Estos sostuvieron una reunión con el general Eduardo Alberto Then, director de la Dirección Regional Sureste de la entidad policial  y otros oficiales, quienes trataron de demostrar la existencia de esa organización, creada supuestamente con la finalidad de prestar servicios de seguridad  en los centros hospitalarios del país.

Momentos después varias personas residentes en el municipio de Ramón Santana se presentaron a la Policía donde se querellaron en su contra acusándolo de estafa.

Los denunciantes dijeron a la Policía  que esas personas  reclutaron a jóvenes de ese municipio a los que le impartieron  entrenamiento de carácter policial y le cobraron  700 pesos para el carnet y 1200 pesos  para concederle un uniforme.

Estos quedaron detenidos en la propia Policía y serán sometidos a la justicia acusados de estafa.

Hace un tiempo, miembros de la llamada “Policía Hospitalaria” fueron sacados del Hospital Traumatológico Dr. Darío Contreras, dónde se presentaron sin autorización oficial a brindar “servicios” en el centro de salud, cuya seguridad está a cargo de miembros del Ejército Nacional y de la Policía Nacional. Este grupo está integrado por personas en su mayoría entrado en edad y retirado de la Policía y otros cuerpos armados del país.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •