Policía dice a Oreganito lo mandó a matar ex esposa

Yuber Henríquez Méndez Méndez (Oreganito)SANTO DOMINGO.- La Policía Nacional informó este viernes que el asesinato de Yuber Henríquez Méndez Méndez (Oreganito), fue planificado por su ex esposa y un abogado, quienes contrataron sicarios para su ejecución.

Oreganito, quien cumplió una condena por narcotráfico en los Estados Unidos, sobrevivió al atentado en el que fue baleado en el parqueo de Plaza Lama, de la avenida 27 de Febrero esquina Winston Churchill, del Distrito Nacional.

Por la tentativa criminal, la Policía dijo que apresó a la ex esposa de Oreganito, Clara Guillermina Hernández y al abogado Fernando Manzueta Manzueta, quienes alegadamente contrataron los sicarios para que lo ejecutaran y quedarse con los bienes que tienen en común.

La información la dio a conocer el vocero de la Policía, Jacobo Mateo Moquete, quien reveló que por la ejecución de Oreganito se iba a pagar un millón 500 mil pesos.

Adelantó que la mujer y otras tres personas más se encuentran detenidas.

“De acuerdo a las investigaciones realizadas, Clara Guillermina Márquez Hernández, ex esposa de Oreganito, junto al abogado Fernando Manzueta Manzueta planearon desde enero pasado matar a Oreganito y quedarse con unos bienes que éste posee en sociedad con ella y que los administra el referido abogado, quien de acuerdo a las investigaciones mantiene una relación sentimental con ella”, dijo Mateo Moquete, en rueda de prensa.

“Repetimos –agregó- una señora que fue esposa de Oreganito y con quien tuvo cuatro hijos es la persona que la Policía Nacional acusa junto a la persona que administraba el determinado negocio de alias Oreganito”.

El vocero policial reveló que el abogado Manzueta Manzueta contactó a una persona identificada como Alejandro Mueses Mueses para que se presentara ante Oreganito como interesado en comprarle un invernadero, ubicado en la autovía de Samaná.

Señala que Mueses y Oreganito se citaron en una plaza comercial,  ubicada en la 27 de Febrero, esquina avenida Winston Churchill,  para hablar del referido negocio, citación que iban a aprovechar para señalarle el objetivo a los sicarios.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •