febrero 18, 2018

Papa Francisco asegura que “dos o tres palmadas en el traste no vienen mal” a la hora de educar a los hijos

papaEn una entrevista publicada el pasado lunes por un diario argentino, el sumo pontífice relató la historia de cuando recibió una paliza de sus padres por haber faltado el respeto a una profesora,  además que “nunca” soñó con ser Papa.

“Yo estaba en la preadolescencia, tenía unos 10 u 11 años, y la maestra no recuerdo qué dijo y yo largué un término que no correspondía. Y me escuchó. Cuando salimos al recreo me dijo: «Eso no se dice, así que te voy a mandar una nota para que venga tu mamá mañana»”, contó el Papa.

“Mi mamá fue, la maestra salió del aula y me mandaron a llamar. Y mi mamá muy tranquila me comentó: «Lo que le dijiste a la maestra no se dice, ella trabaja para enseñarte, para hacerte hombre, así que pedile perdón». Le pedí perdón a la maestra, me dio un beso y me dijo que volviera al aula. Y un poco dije, «Ya está, la pasé». Pero ése fue el primer capítulo, el segundo fue cuando llegué a casa. Ahí sí cobré lindo”, recordó.

El papa Francisco declaró que “los métodos de castigo a los chicos cambiaron, hay otra sensibilidad”, diferente a los años en que “te daban dos cachetazos y listo”. “Siempre digo: «Nunca le den un cachetazo en la cara a un chico porque la cara es sagrada, pero dos o tres palmadas en el traste no vienen mal»”, aseguró.

Ante la pregunta sobre cómo le gustaría ser recordado, respondió: “Como un buen tipo. Que digan: ‘Este era un buen tipo que trató de hacer el bien’. No tengo otra pretensión”.

Colaboración EFE

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Noticias Relacionadas