Punta Catalina

Por Alberto Quezada

alberto quezada opinion okSi mi memoria no me falla, creo que  el  proyecto de desarrollo nacional más controversial  y que mayores  niveles de resistencia a generado  en amplios sectores económicos y políticos del país, es la  construcción de la Planta a carbón Punta Catalina.

De verdad que no recuerdo haber  vivido tanto “tira y jala” de diferentes litorales internos y externos en procura de que este necesario proyecto naufrague o en el menor de los casos se postergue su construcción.

Pienso que  esas intenciones manifiestas de esos sectores que se oponen, que todo el mundo sabe quiénes son, que buscan  y detrás de que es que andan, el Estado y el gobierno del presidente Danilo Medina no deben hacerle caso y mucho menos ceder a sus pretensiones.

La terminación y puesta en funcionamiento del referido proyecto debe de llegar a feliz término a sangre y fuego, sin más retrasos e interrupciones; este país no puede  seguir cargando en pleno siglo XXI con un  oprobioso problema eléctrico de más de cinco décadas.

Los argumentos que esgrimen los que se oponen a su construcción   lucen  infantiles, flojos y poco convincentes, apelan por ejemplo,  a que la generación a carbón es desfasada, costosa  y ambientalmente dañina.

Sin embargo, según datos publicados por  el diario El Universal de México, en  2014, la generación de energía  a carbón en Alemania y otras partes del mundo, van en ascenso alcanzando  un  40 por ciento, y para el 2030  se proyecta tener más del  50 por ciento instalada. 

Otros de los planteamientos es el alto costo económico,  en cambio hay estudios que indican que comparado con otras fuentes de energía, como el petróleo y el gas natural, el carbón es económico, lo que según los analistas de políticas de libre mercado y los grupos de presión de la industria del carbón, disminuirá la factura eléctrica de los consumidores y negocios.

Además, hay que destacar, que el  carbón es una de las fuentes de energía más abundantes. De acuerdo con el Centro Nacional de Políticas de Análisis de Dallas, Texas, los Estados Unidos cuentan con el 25% de las reservas mundiales de carbón. En lo referente al medio ambiente el carbón tiene la ventaja de que no sólo se quema de manera directa, sino que también puede transformarse en líquido y en gas. Los defensores afirman que el carbón licuado o gasificado se quema de una manera más limpia, resultando en menos polución del aire.

De manera que, el esfuerzo  del Estado dominicano  de construir la  planta eléctrica Punta Catalina debe de concitar el apoyo de todos los ciudadanos y ciudadanas conscientes  que por más de medio siglo han venido padeciendo los rigores de los odiosos apagones y una facturación por las nubes.

El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo. quezada.alberto218@gmail.com

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •