Vargas Maldonado se crece y se perfila como todo un estadista

Olga Capellán
José Francisco Peña Gómez, 20 años después

Por Olga Capellán

Al correr del tiempo el Canciller General de la República, Ing. Miguel Vargas Maldonado, ha venido dando muestra que las funciones que desempeña como Ministro de Estado cada día se ajusta más a su condición de líder político, y se engrandece al hacerlo con una gallarda inteligencia que muy pocos otros funcionarios pueden exhibir como lo hace el presidente del glorioso Partido Revolucionario Dominicano (PRD) sin lugar a dudas.

Sin lugar a dudas, el Ministro de Exteriores Dominicano ha sido seleccionado como el mejor funcionario gubernamental que tiene el país en los actuales momentos, y no es para menos, ya que lo hace como todo un estadista, muestra de ello han sido sus numerosas gestiones en nombre de su gobierno en busca de la paz permanente entre el gobierno y la oposición del hermano país de Venezuela, y otras negociaciones internacionales que se llevan a cabo con diversos jefes de Estado en condiciones de relaciones bilaterales.

Aunque todas estas gestiones, el presidente del PRD las hace desinteresadamente, pero al ser algo tan importante, que solo busca traer la tranquilidad a ese hermano pueblo, lo hace con el empeño de reciprocidad, ya que fueron precisamente los gobiernos venezolanos que tras la lucha durante la tiranía trujillista facilito a su partido no solo de consolidar una oposición fuerte desde el exilio, sino también una feliz llegada desde el mismo al país, el día 5 de Julio del año 1961, aportando logística y recursos económicos para el retorno del de sus miembros.

El actual presidente del PRD lo está haciendo bien, como lo hubiese hecho el propio Dr. José Francisco Peña Gómez, en caso de que estuviese vivo, porque además es un compromiso con el pueblo venezolano, por el fortalecimiento de la democracia en América Latina y el Caribe, Venezuela tiene que volver a sus raíces, y esto solo sería posible con el entendimiento de todos los sectores envueltos en el conflicto sociopolítico.

Venezuela fue un país vigilante de la democracia en la República Dominicana, fue por ello que enfrentó al gobierno de Rafael Leónidas Trujillo, a través de la persona de Rómulo Betancourt, quien fue el iniciador del Partido Acción Demócrata, siendo su presidente en el período 1959/64, política continuada por Carlos Andrés Pérez, uno de los mejores amigos y aliados del Dr. José Francisco Peña Gómez, su gobierno aportó la suma de 20 mil Dólares para que a su llegada al país en 1961, el PRD pudiese establecerse con estabilidad, tras la caída del sátrapa y la permanencia de la rémora trujillista, y así dar inicio al proceso democrático nuevamente, quebrando durante la dictadura que permaneció durante 30 años en la República Dominicana.

Miguel Vargas ha sido también vigilante del proceso democrático de su país, y es por ello su empeño de la permanencia de la democracia en el área, como presidente de la Internacional Socialista para América Latina y el Caribe, quien se siente comprometido con la causa, de ahí su crecimiento como líder político que tras la división del PRD había aminorado su simpatía, sin embargo ha resurgido como el ave fénix para convertirse nuevamente en la mejor opción política del país.

Es por ello, que ante una coyuntura política indefinida en los actuales momentos, Vargas Maldonado se perfila como el candidato emergente, tras la rivalidad entre el presidente Danilo Medina y el Dr. Leonel Fernández, con el problema de la oposición, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) que no arranca, y ahora con la aparición del fenómeno de Ramfis Trujillo, tomando en cuenta su sabiduría, él sabrá llevar a cabo los atinados acuerdos políticos para convertirse en el próximo presidente de la República Dominicana para el 2020.

El presidente del PRD es un hombre de grandes dotes, inteligente, capaz, carismático, acucioso, progresista, y un gran profesional, cualidades necesarias que forman parte del acervo político en los líderes de grandes masas, y así debe definirse al Ministro de Relaciones Exteriores del República Dominicana, Ing. Miguel Vargas Maldonado.

Vargas Maldonado ha plasmado un indiscutible liderazgo político, cultivado durante los años de militancia en su partido, el Revolucionario Dominicano, tras ser el mejor discípulo del Dr. José Francisco Peña Gómez, a quien ha sabido representar como guía de la militancia perredeísta, tras 20 años del fallecimiento de ese gran hombre que siempre estuvo inspirado en el Socialismo Democrático.

El desprendimiento que ha demostrado el Ministro de Exteriores para sentarse en la mesa de las negociaciones en busca de afianzar la paz en Venezuela, y en otros países del área y sobre todo garantizar la tranquilidad en la República Dominicana con sabias negociaciones con el hermano país de Haití, ha sido muestra de que será un gran estadista como primer mandatario, y quienes a si no lo consideren, solo deberían catalogarse como mezquinos políticos, por querer negarse a reconocer el gran liderazgo y dotes que este posee y que deberá llegar más allá de un simple ministerio gubernamental.

Loor a quienes lo merecen.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •