El pánico se apodera de miles de dominicanos por alerta difteria

difteria
El pánico se apodera de miles de dominicanos por alerta difteria

Llenan centros de vacunación

Por Genris García

SANTO DOMINGO.- El pánico se ha apoderado de miles de dominicanos y extranjeros residentes en el país tras la “alerta epidemiológica nacional” emitida por el Ministerio de Salud al conocer la muerte de un niño llegado de Haití con sospecha de difteria.

De inmediato se dispararon las alarmas y todos los centros de vacunación oficiales fueron abarrotados por hombres, mujeres y niños que buscaban las vacunas que lo hagan inmunes a la enfermedad.

Sin embargo, al parecer las autoridades del Ministerio de Salud no midieron el impacto que tendría la “alerta” dada a conocer en una apresurada conferencia de prensa el pasado lunes.

Ya en las primeras horas del martes, los centros de vacunación estaban repletos de hombres y mujeres con sus hijos a vacunarlos o reforzarles la dosis de la vacuna.

Para este miércoles, en la mayoría de los centros de vacunación las vacunas asignadas se agotaron al mediodía.

Desde las primeras horas del día, el Centro Sanitario de Santo Domingo, ubicado en la calle Galván del sector de Gazcue estaba copado de miles de personas.

Llegaban de todos los barrios del Gran Santo Domingo con sus hijos, padres y hasta los abuelos.

Sin embargo, pasadas las 12:00 del día las inoculaciones se habían agotado.

De inmediato despacharon al encargado de epidemiología para que procurara más dosis en el Ministerio de Salud.

Mientras tanto, cientos de personas se aglomeraban en todas las áreas del viejo edificio del Centro Sanitario que por un tiempo era el único existente en la capital.

Otros seguían llegando, desde Boca Chica, Valiente, El Almirante, Villa Duarte, Las Américas, Herrera, Sabana Perdida, Luperón, Los Guandules, La Ciénega y otros muchos barrios.

“Comenzamos a las 7:00 de la mañana y no nos hemos sentado por la gran cantidad de personas que hemos tenido que atender” dijo una joven empleada a reporteros de vigilanteinformativo.com pasadas las 2:00 de la tarde.

Dijo que en un día se agotaron las vacunas que normalmente Salud Pública asigna para un mes al centro.

Venezolanos y haitianos

Pero no sólo dominicanos de todas las edades y extractos sociales buscan la inmunización contra la difteria, también cientos de venezolanos y haitianos residentes en el país están acudiendo al centro dijeron empleados consultados.

No es para menos, desde el año 2015 en el vecino Haití se registra un brote de la enfermedad.

Los haitianos llegan al país sin ningún control sanitario en la porosa frontera entre ambos países.

Un caso similar se observa en la República Bolivariana de Venezuela, dónde se presentó un brote de difteria desde septiembre del 2016.

La revelación la hicieron autoridades de Salud Pública al dar a conocer la “alerta epidemiológica nacional”.

En la actualidad la República Dominicana recibe miles de emigrantes de ambas naciones.

El director del Centro Sanitario

El doctor Carlos Pellerano, director interino del Centro Sanitario de Santo Domingo reveló que pasado el mediodía del lunes cuando el Ministerio de Salud dio la alerta epidemiológica la asistencia a los centros de vacunación aumentó de manera significativa.

Dijo que desde entonces se triplicó la cantidad de usuarios con relación a los que normalmente buscan ese servicio.

Indicó que de inmediato fueron preparando toda la logística para brindar las atenciones necesarias a los usuarios.

Destacó que lo primero era determinar si le corresponde alguna dócil de la vacuna.

Expresó que en los casos en que los esquemas de vacunación están completo se le brindaba tranquilidad de que estaba cubierto y se enviaba para la casa.

Indicó que en los casos en que se requería un refuerzo se le aplicaba y se le hacía la siguiente cita para el refuerzo.

En cuanto a los usuarios que necesitan el esquema completo se le iniciaba el proceso “bajo los protocolos establecidos”.

El agotamiento de las vacunas lo atribuyó a la capacidad de almacenamiento que pueda tener un centro para poder mantener la “cadena de frío” que lleva la vacuna, “eso te hace tu tener una determinada existencia”.

Aseguró que tan pronto se observa la diminución de las vacunas se procede al reglamento protocolar para solicitar que esas dócil sea repuestas.

“La situación que se ha presentado es que en todos los centros la asistencia ha sido masiva, la dosificaciones se han estado agotando y de manera abrupta todos los centros han estado necesitando reponer las dócil ya utilizadas”, puntualizó Pellerano.

Aseguró que normalmente tienen entre 150 y 200 usuarios para la aplicación de vacunas.

Sin embargo, el lunes sobrepasaron los 400, el segundo día entre 500 ó 600 casos.

Dijo que este miércoles, cuando el flujo de persona fue mayor estaba seguro que habían superado el primero y segundo día de vacunación luego de la alerta.

Consideró que la población ha tomado conciencia de la necesidad de tener la certeza de si tiene la cobertura con relación a la vacunación y si necesita aplicarla.

Dijo que la población ha acudido al llamado de alerta que de manera muy pertinente ha hecho el Ministerio de Salud Pública.

Las quejas no se dejan esperar

Las quejas no se dejan esperar, y proceden tanto de los usuarios como del personal médico y paramédico que trabaja en el Centro Sanitario de Santo Domingo.

Una doctora que habló a condición de anonimato estimó que el Ministerio de Salud antes de dar la alerta epidemiológica debió proceder a “hacer un cerco” en Los Alcarrizos dónde se detectó el primer caso sospechoso del niño haitiano que falleció.

Dijo que las autoridades tenían que comenzar a vacunar a todas las personas que lo requirieran en esa zona y luego ir ampliando el radio de acción a otros sectores vulnerables.

“Yo estoy aquí desde las 10:00 de la mañana” dijo una joven que se hacía acompañar de sus dos hijos alrededor de las 2:00 de la tarde cuando fue abordada por los reporteros.

“Ahora dizque no hay vacuna…será que la quieren vender”, gritó un señor que fue a aplicarse una dosis y le dijeron que se habían agotado las existentes.

Durante varias horas las personas llegaban y no encontraban las vacunas, algunos retornaban a sus hogares, otros esperaron que llegaran desde el Ministerio de Salud.

Mientras que Rosa González llegó a las llegó al Centro procedente de la Plaza de la Salud dónde se habían agotado las vacunas. Aquí tampoco encontró.

“Si no estaban preparados para que llaman a la gente a vacunarse” dijo Ana Ramírez quien se desplazó desde Villa Francisca y decidió volver a su casa con su pequeña para intentarlo este jueves cuando van a trabajar hasta el mediodía.

A pesar de la multiplicación del trabajo, médicos, paramédicos y personal de apoyo se mostraban amables, especialmente con los niños que pegaban el grito desde que miraban la aguja de la vacuna.

CONTENIDO RELACIONADO:

SNS informa centros de vacunación estarán abiertos este jueves

Ministerio de Salud pide fortalecer vigilancia posibles brotes difteria

Ministerio de Salud informa muere niño llegó de Haití con difteria

Salud Pública emite alerta epidemiológica nacional por difteria

Reportan dos nuevos casos sospechosos de difteria

Compartir:
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •