Las fotos y los votos

Manuel Hernández Villeta
La prepotencia del embajador

Por Manuel Hernández Villeta/A Pleno Sol

En la actividad política, nada es producto del albur, o deshojar una flor. Todo se corresponde a ideas planificadas, que dan buen o mal resultado. Puede ser que se produzca un hecho fortuito, producto de coincidencias, pero darle divulgación masiva, se corresponde a planes concretos de exponer un hecho.

Una fotografía equivale a mil palabras, de acuerdo con un viejo dicho de la comunicación. Hay dos fotos de gran impacto, que para la percepción de muchos podrían, a largo plazo, marcar el futuro electoral. Danilo Medina con Hipólito Mejía, y Leonel Fernández con Luis Abinader.

Hay coincidencias en los participantes de esos encuentros, en que no se abordaron temas de ningún tipo, y que no se pasó de la sonrisa y el abrazo protocolar, que manda la caballerosidad. Sin embargo, el olfato político indica que hay un meta-mensaje detrás de las ilustraciones.

Va a ser discutido en la Cámara de Diputados el controversial tema de las primarias abiertas o cerradas. Pasó en el Senado con la nueva mayoría que tiene el presidente Medina, pero en la Cámara de Diputados ese proyecto carece de los votos suficientes para ser aprobado.

Si las primarias son cerradas o abiertas se convierte en un pulso entre los cuatro principales dirigentes que tiene el país político. Dos del Partido de la Liberación Dominicana, Danilo y Leonel, y dos del Partido Revolucionario Moderno, Abinader e Hipólito. Huele a fraccionamiento en los dos principales partidos nacionales. Estamos en el bi-partidismo: PLD y PRM, los demás solo sirven para aliados, o ir a la cola del proceso.

Es viejo el pleito entre Danilo y Leonel. Se siente un fraccionamiento peledeista, aunque no se puede hablar de división. Sobre el tapete este es el primer pulso, para ver quién tiene más fuerzas. Si se imponen las primarias abiertas, el siguiente paso será buscar los votos para la reelección. Los seguidores de Leonel afinan un grupo de partidos reconocidos, que sería su as bajo la manga.

En el PRM se logró una tregua para repartirse los cargos de la pasada convención, pero no hay acuerdos ni entendimientos entre Abinader e Hipólito sobre temas que son considerados de amplia importancia nacional. Los dirigentes no son tontos y saben que en las calles hay la percepción, que todavía no se corresponde con la realidad, de que podría haber entendimientos Danilo e Hipólito, Abinader y Leonel.

Esos no son más que comentarios de esquinas, pero sin lugar a dudas los propagandistas de estos personajes políticos publicaron las fotos, a sabiendas de que iban a levantar una tormenta de comentarios. Ojo avizor, ahora mismo hay un bipartidismo que facilitaría que se gane en primera vuelta, pero si van tres candidatos fuertes, es seguro que se pasará a una segunda ronda de votaciones, y allí las alianzas jugarían un gran papel.

Si los diputados seguidores de Hipólito votan por las primarias abiertas, y los de Luis por las cerradas, el proyecto saldrá triunfante, pasando por un corredor estrecho, pero se abrirá la caja de Pandoras. Falta mucho para las elecciones, pero las dos fotos sirven solo para demostrar que los partidos van transitando sobre arena movediza, y ello es muy peligroso para su estabilidad futura. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •