Jueves, 17 Agosto 2017

autos ford
Ford canceló su plan para una nueva planta en México que costaría 1,600 millones de dólares, y por otro lado decidió agregar 700 puestos de trabajo a su planta en Michigan para construir vehículos eléctricos y autónomos, informó la empresa.

En un comunicado, Ford también dijo que producirá la nueva generación del modelo Focus en la planta de montaje de la ciudad mexicana de Hermosillo "para mejorar la rentabilidad de la compañía", y que invertirá 700 millones de dólares en la fábrica estadounidense de Flat Rock (Michigan).

El presidente de Ford, Mark Fields, negó después, en una entrevista con la televisión estadounidense CNN, que la cancelación de la inversión en México fuese una concesión al presidente electo de EE.UU., Donald Trump, que defiende un proteccionismo económico.

"No hemos llegado a un acuerdo con Trump. Lo hemos hecho por nuestro negocio", aseguró Fields. La planta de San Luis Potosí tenía previsto producir la nueva generación del Ford Focus.

Los planes de producción del fabricante estadounidense en México han sido frecuente objetivo de los ataques de Trump en los últimos meses. En septiembre de 2016, Trump amenazó con aranceles aduaneros del 35 % a los productos de Ford producidos en México.

Trump también afirmó que Ford despediría trabajadores en Estados Unidos para producir vehículos en San Luis Potosí, lo que fue rotundamente negado por Fields. Entonces Trump declaró: "¿Sabes lo que va a pasar? Nunca se van a ir (a México)".

El anunció de Ford se produce horas después de que el presidente electo amenazara el martes con aplicar un impuesto a General Motors por importar autos compactos a Estados Unidos desde México.

Sin embargo, GM fabrica la amplia mayoría de los compactos Chevrolet Cruze en Lordstown, Ohio, cerca de Cleveland. Trump tuiteó que GM envía los Cruze fabricados en México a Estados Unidos libres de impuestos. Dijo a GM que fabrique los autos en Estados Unidos "¡o pague un gran impuesto en la frontera!"

GM importa la versión hatchback del Cruze desde una fábrica en Ramos Arizpe, México, y esto constituye una pequeña proporción de los 172,000 Cruze vendidos por GM el año pasado hasta noviembre, dijo el vocero Patrick Morrissey. El hatchback es fabricado en México para su distribución global, añadió.

La producción del modelo hatchback equivale a menos de un día de producción en la planta de Lordstown, dijo Glenn Johnson, dirigente sindical en la fábrica. El sindicato no se opone a la fabricación del modelo en México, aseguró.

El tuit de Trump "es para aparecer en las noticias", dijo Johnson, y añadió que la planta en Lordstown no está equipada para fabricar el modelo.

GM importó algunos sedanes Cruze desde México el año pasado para responder a la demanda, dijo Morrissey, pero ahora todos los sedanes vendidos en Estados Unidos salen de la planta de Ohio. La versión hatchback salió a la venta en octubre.

Por TELEMUNDO LOCAL

tandaextendidaeducacion