Domingo, 22 Octubre 2017

Por Alberto Quezada

alberto quezada opinion ok
El liderazgo fundamental del Partido de la Liberación Dominicana ha entrado con el tiempo en una etapa incomprensible en el manejo de sus asuntos institucionales y políticos que   más temprano que tarde terminará haciéndole más daño que bien.

Es inconcebible  que ante situaciones y temas de extremada importancia para la vida institucional y democrática de esa organización política y del país, sean interlocutores  y no sus líderes  actuales, Leonel Fernández y Danilo Medina, quienes asuman el vocerato ante determinado tema de interés nacional.

Por ejemplo, no escuchado públicamente  declaraciones  del presidente del Partido de la estrella amarilla, el doctor Leonel Fernández  y el presiente Danilo Medina, en torno  al   tarareado tema de las Primarias Abiertas o cerradas, con el padrón de la Junta Central Electoral y de manera simultánea.

Todo lo que se conoce como declaraciones atribuidas a ellos,  son inferencias, especulaciones, conjeturas  y aproximaciones  deducidas  mediante lecturas entre líneas   de algunos analistas del acontecer político que se la privan de ”súper informados”.

Otra de las maneras  ha sido,  las reiteradas  publicaciones en las redes sociales y periódicos impresos  de algunos dirigentes  y funcionarios del PLD  y el Gobierno, específicamente,  el doctor Franklin Almeyda Rancier, miembro del Comité Político;  y el licenciado José Ramón Peralta, ministro Administrativo de la Presidencia; respectivamente.

Y yo pregunto y le pregunto  a eso dos líderes  salidos de las filas del  Partido de la Liberación Dominicana, fundado por el profesor Juan Bosch, el 20 de diciembre  de 1973, Danilo Medina y Leonel Fernández; ¿cuál es la necesidad de hablar a través de terceros,  es políticamente correcto en un contexto como el actual, que beneficio  genera esta conducta  a la militancia pele deístas y al resto del país? 

De verdad que no entiendo  cuál es la razón de la  mudez  del liderazgo peledeísta en torno al tema de las primarias. Este comportamiento  de dejar que sea el morbo y los medios  de comunicación los que pongan en su boca supuestas afirmaciones  no es lo más conveniente  para vida institucional de la República Dominicana.

El autor es periodista y magíster en derecho y relaciones internacionales. Reside en Santo Domingo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

ViGilando a MARÍA

300 x 250 FORMATO DIGITAL 20 MIL BECAS 011