Miércoles, 17 Enero 2018

Tienen puntos fijos y usan pistolas

Por Genris García

asaltos ruta 101 b
asltos ruta 101 a
SANTO DOMINGO ESTE.- Los asaltos a punta de pistolas han vuelto a meter miedo a choferes y pasajeros de la Ruta 101 que cubre el trayecto de El Almirante a la avenida Duarte.

Las acciones se registran casi a la misma hora y en los mismos lugares, cualquier día de la semana.

Sin embargo, al parecer, la Policía Nacional no lleva registros de esos hechos o sus agentes no tienen interés de enfrentar lo que parece una banda que por las noches aborda como usuarios comunes y corrientes las unidades del transporte para cargar con los bienes de quienes regresan de trabajar, estudiar o realizar algunas gestiones particulares.

Pero los choferes cuentan que también a plena luz del día, son detenidos por asaltantes motorizados quienes obligan a los pasajeros a entregar sus pertenencias.

Víctor Alcántara, secretario de Finanzas de la Ruta 101 perteneciente a la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción asegura que en los destacamentos de Invivienda y La Avanzada abundan las denuncias.

Solo uno de los asaltantes ha sido atrapado y no lo detuvo la Policía, sólo Chagui, no el de "Scooby" Doo, sino uno de los choferes que estaba armado y tenía entrenamiento de defensa personal pudo hacerlo momentos después de ser asaltado junto a los pasajeros que transportaba en las inmediaciones del monumento a Duarte.

Por el modo operandi todo indica que se trata de la misma banda o personas que el año pasado también azotó la ruta.

De acuerdo a los testimonios de choferes y pasajeros, los asaltos se producen en el mismo lugar y casi a la misma hora.

En las avenidas Las Américas frente a la escuela Patria Mella en dirección Este-Oeste, en la 25 de Febrero, detrás del busto de Duarte, poco antes de llegar a la calle 19 y las inmediaciones la Ecológica y Coronel Fernández Domínguez (La Pista de San Isidro.

Son lugares muy puntuales, solitarios, oscuros y con rutas de escapes.

El chofer Cesar Pimentel, conocido popularmente como “Cariño” contó que dos hombres a bordo de una motocicleta le ordenaron detenerse en la avenida Coronel Fernández Domínguez (Pista de San Isidro) próximo a la calle 19 y de inmediato despojaron de sus celulares a dos jóvenes que traía como pasajeros de la avenida Duarte.

Contrario a la mayoría de los asaltos, este se produjo alrededor de la 7:00 de la mañana.

José Luis Almanzar fue otro de los choferes asaltados.

Narro que alrededor de las 8:30 de la noche, tres jóvenes abordaron su vehículo en la fila de la avenida Paris con Duarte.

Dijo que al llegar a las inmediaciones del monumento a Duarte le pidieron parada y de inmediato, el que iba en el asiento delantero a punta de pistola le quitó la llave del vehículo.

Asegura que es una red de asaltantes que son detenidos por la Policía que luego lo libera.

“Yo no soy el primer chofer que atracan”, subrayó.

Juan Carlos Hernández es otro de los choferes víctimas de los asaltantes de la 25 de Febrero.

Lo describe como tres hombres jóvenes, de contextura delgada, uno piel oscura y dos claro.

Otros testimonios coinciden en que estos mismos jóvenes los asaltaron.

Dijo que los ladrones se comportan como pasajeros normales, hacen sus filas, conversan con las demás personas que ocupan el vehículo, hasta que llegan al punto escogido para despojarlos de todas sus pertenencias.

El día que lo asaltaron, los bandidos se llevaron carteras, cadenas, celulares y dinero en efectivos y todo lo que encontraron de valor.

Una joven estudiante que pidió reserva de su nombre dijo que denunció el asalto de que fue víctima en la Policía de El Almirante y nunca recibió respuestas de las autoridades, aunque la despojaron de su cartera con todos sus documentos, teléfonos y dinero en efectivo.

Otros usuarios a quienes sólo han despojado de sus teléfonos dicen que no se molestan en hacer la denuncia, ya que no confían en que tendrán respuestas.

Las quejas del dirigente

Víctor Alcántara, secretario de finanzas de la Ruta 101 define los asaltos como “un mal” y pide a las autoridades policiales buscar la forma de detenerlos.

Estima que la Policía debería disponer de agentes vestidos de civil en los lugares escogidos por los asaltantes para atraparlos.

Se quejó que uno de los choferes de la ruta estuvo detenido porque un pasajero consideró que él era cómplice de los asaltantes.

Sin embargo, dijo que ese mismo chofer fue despojado de una considerable suma de dinero, sus documentos y su teléfono celular.

Rechazó que los choferes de la Ruta 101 sean cómplices de los asaltantes ya que como organización depuran a sus miembros y tienen un registro de todos sus datos.

Lo cierto es que muchos usuarios de la Ruta 101, ya no saben si regresaran seguros a sus hogares; los asaltantes asechan y los policías parece que miran para otro lado.

bannerdgiivi

300 x 250 FORMATO DIGITAL 20 MIL BECAS 011