Viernes, 22 Septiembre 2017

franketienne 1
SANTO DOMINGO.- Desde el vecino país, ha confirmado su asistencia a la vigésimo Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2017 el escritor, poeta, guionista y activista Frankétienne, reconocido como uno de los autores haitianos en francés y creole más relevantes en el panorama literario caribeño actual.

El candidato al Premio Nobel de Literatura en el 2009, es uno de los intelectuales que conforma la delegación internacional de alto nivel que estará presente en este magno evento en torno a las letras.

Cabe destacar que en la FIL SD 2017 participarán escritores y académicos procedentes de Chile, Cuba, Guatemala, Italia, España,  Argentina, México, Puerto Rico, Haití y Estados Unidos. 

La diáspora dominicana también tendrá una representación en el evento ferial, integrada por nueve escritores, que al igual que los extranjeros, dictarán conferencias, presentarán libros  e impartirán talleres.

Frankétienne nació el 12 de abril de 1936, en Ravine-Sèche, en la región de Artibonite. Creció y se educó en el vecindario de Bel Air en Puerto Príncipe, donde su madre trabajaba como vendedora en las calles para sustentar a sus ocho hijos, después de ser abandonada por el padre de estos, un rico industrial norteamericano. En esa comunidad, Frankétienne asistió a la escuela y recibió las primeras enseñanzas.

Cuando era joven, se inició en el mundo de la creación poética y en el año 1960 empezó a frecuentar regularmente el salón literario que organizaba la escritora Marie Vieux Chauvet. El grupo de poetas que lo integraban, conocido como “La Haití literaria”, constituía un espacio para el debate de corte político y social.

A pesar de no ser un miembro oficial, Étienne entabló fuertes relaciones y ejerció gran influencia en intelectuales como Serge Legagneur, Roland Morrisseau, Anthony Phelps y René Philoctète, los cuales luego fueron apresados y condenados al exilio por el presidente de Haití en ese momento, François Duvalier. 

Fue uno de los fundadores del movimiento Espiralista. Algunas de sus obras lo han convertido en un héroe nacional, especialmente sus novelas: Dezafi (1975), primera novela publicada en creole, y El pájaro esquizoide (1993).

No abandonó nunca Haití en la dictadura de Duvalier, a quien combatió con una prolífica obra en francés y en creole. En su producción se encuentran decenas de novelas, piezas de teatro y libros de poesía, entre ellos: Al filo del tiempo (1964), Caballos de la víspera (1966), y Flores de insomnio (1986).

ViGilando a MARÍA

Banner 300x250 1