Sábado, 25 Abril 2015
Arte-Web-Educ

Gregorio Javier Núñez

SANTO DOMINGO.-Gregorio Javier Núñez, el hombre baleado por agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), en el barrio Capotillo aseguró este sábado que la intensión de los miembros del organismo antidrogas era dejarlo morir.

Núñez, quien perteneces a una iglesia evangélica, dijo que a pesar de estar a pocos metros del hospital Francisco Moscoso Puello, los agentes se negaron a llevarlo allí, mientras se desangraba.

Esta información fue dada a VIGILANTEINFORMATIVO.COM, horas después del hecho por el dirigente comunitario del sector, Abel Rojas, quien dijo que los agentes de la DNCD pasearon al herido por todo el barrio antes de llevarlo al hospital Salvador B. Gautier, donde fue intervenido.

Núñez fue baleado tras cuestionar a miembros de la DNCD, que realizaban allanamientos en la calle Respaldo Doctor Betances del referido sector.

Tras conocerse del incidente, decenas de jóvenes tomaron las calles de Capotillo y se enfrentaron a pedradas y bombazos con tropas antimotines de la Policía Nacional.

NOTICIAS RELACIONADAS:

DNCD vuelve a prender Capotillo

DNCD balea joven evangélico en Capotillo

Main Menu