A los jóvenes dominicanos

Por: Redacción

Por Milton Olivo

Hoy ustedes sufren desempleo, pobreza y falta de oportunidades, porque son las víctimas de un pasado. Un pasado que deben conocer para que no se siga proyectando en el futuro, y las futuras generaciones no sean también víctimas.

Con la llegada de los conquistadores, estos despojaron a los nativos Taínos, los indios claros e indios oscuros de sus tierras. Acaparándolas ellos hasta el día de hoy. Y luego para que nadie reclamara en el futuro, se inventaron que desaparecieron.

Este país está formado por básicamente tres grupos humanos. Los indios claros y oscuros que son los descendientes de los Taínos. Los negros, que fueron los individuos secuestrados en África y traídos a la isla para ser esclavizados. Y los blancos, descendientes de españoles, europeos, árabes, judíos y en menor medida asiáticos.

A parte de que un grupo al apropiarse de las tierras, ya sea por herencia desde la conquista, o por complicidad con las dictaduras del pasado, como la tierra es el principal factor productor de riqueza, la monopolizaron, y luego se hicieron dueños de bancos, industrias, medio de comunicación, etc. Y es el cuadro del presente.

Otro cáncer que arrastramos, que es la raíz de todos los males, es la Constitución. Es una estafa diseñada para un grupo pequeño asegurarse excluir la sociedad de la toma de decisiones y ellos mantener el control de toda la sociedad, solo con estar asociado a un hombre, el presidente.

¿Cómo? Pues, como la Constitución establece, que el presidente, sea el administrador de los recursos públicos, sea quien realmente determine quienes serán los Jueces, designe el Procurador, o Fiscal General, designe el Director de la PN, los Jueces de la Cámara de Cuentas, el Contralor de la República, a los Ministros, los Director Generales, todos tienen que someterse a su voluntad, sino, los cancela. Y ese es el cáncer nacional.

Y esa es la verdadera razón de la corrupción y la impunidad. Y al concentrar tanto poder, todos terminan cediendo, y eso es lo que nos condena al más de lo mismo. ¿Cuál es la solución al problema? Una nueva Constitución, donde los funcionarios de control, por lo menos los titulares de las instituciones de control, no dependan del presidente.

Por eso, proponemos, que el Consejo de la Magistratura que designa las altas cortes, sea formado por los Rectores Universitarios. Que el Procurador, sea designado por los Decanos de Ciencias Jurídicas de las Universidades. Que la Cámara de Cuentas, sea escogida por concurso en el Colegio de Contadores de la República. Y bueno fuera que los Ministros fueran elegidos por concursos públicos por la Cámara de Diputados.

Pues la otra desgracia, es que los ministros son designados según su inversión económica en la campaña. ¿Lo que perpetúa la corrupción, porque van a sacar su inversión, y si se roban el presente, con qué van ustedes a construir su futuro? Y la idea debe ser enfocarnos para hacer realidad, una Quisqueya potencia.

Lo demás, es impulsar un modelo económico diferente, basado en desarrollar e industrializar el campo, el mar, e impulsar la masificación de la Acuicultura en todas las comunidades del país, agroindustrias en cada municipio, para procesar la producción, enfocar los recursos públicos en construir industrias para sustituir importaciones, y aperturar centros de distribución de todos nuestros productos en USA, CANADÁ, UNIÓN EUROPEA, RUSIA y CHINA. Y con la riqueza producida construir Parques Industriales provinciales, para atraer empresas tecnológicas.

Y claro, repatriar todos los extranjeros indocumentados, construir el muro, rescatar lo robado al Estado y enjuiciar a los traidores. E ir pensando en la conveniencia de establecer pena capital por traición a la patria, ya sea por robar o por no hacer cumplir las leyes. Y restablecer las penas de trabajo público para castigar la delincuencia. Y el ingreso ilegal al país.

El autor es presidente del Partido Quisqueya Potencia.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas