Adultos mayores consideran es un deber vacunarse contra el covid-19

Por: Redacción

Video y fotos

Por Genris García

SANTO DOMINGO, RD.- Por considerar que vacunarse es un deber, decenas de adultos mayores residentes en Mendoza y zonas aledañas recibieron este martes la primera dosis de la vacuna contra el covid-19.

Hombres y mujeres mayores de 70 años llegaron con pasos lentos y muchos ayudados por bastones o andadores al Club Deportivo y Cultural San José de Mendoza, escogido como centro de vacunación por el Ministerio de Salud Públicas.

Otros, algunos con serios problemas visuales se hacían acompañar de hijos o nietos.

Manteniendo el distanciamiento y en completo orden los envejecientes ocupaban sillas para esperar sus turnos.

Luego eran llamados, y con sus cédulas en manos se acercaban a un escritorio dónde tres jóvenes le llenaban una tarjeta similar a las que se utilizan para llevar el control de las vacunas que se les aplican a los bebés.

Le daban a conocer el protocolo de aplicación de las vacunas, pero pocos se detenían a conocer su contenido.

De ahí pasaban donde dos enfermeros, una hembra que preparaba la vacuna y un varón que la aplicaba en el brazo que el vacunado escogía.

El chico era tan rápido en la aplicación que prácticamente el o la anvejeciente no se percataba del pinchazo. “Ya está…no se sobre el brazo”, decía amablemente del joven enfermero con bata color azul, guantes desechables y mascarilla.

Vinicio Bernabel, supervisor de Salud Pública de la zona, se mostraban muy diligente para que todo quedara bien.

Se paseaba de un lado a otro en el amplio salón y le pedía a los vacunados que debían permanecer un mínimo de 20 minutos en el local para esperar si la inoculación de la vacuna no le producía ninguna reacción.

Félix Reyes, quien en abril próximo cumplirá 70 años dijo que tan pronto se enteró que en el club estaban vacunando contra el covid-19 invitó a sus amigos a que fueran a ponerse la vacuna.

Dijo que vacunarse es “un deber ciudadano y la vacuna es necesaria”.

Significó que “si uno no se vacuna no tiene prevención”.

María Martínez, quien contó que tiene 80 años salió del centro muy animada luego de ser vacunada contra la pandemia que a un año del primer caso en el país ya ha matado, siempre de acuerdo a las cifras oficiales, a más de 3,118 personas y contagiado a 240,201 con el nuevo coronavirus.

Personal de Salud

Mientras en el Hospital Municipal de El Almirante, la vacuna contra el covid-19 era aplicada al personal de Salud del Centro y de otros ubicados en esa área de salud.

Las trabajadoras de la salud llegaban muy animada a que le aplicaran la vacuna para prevenir enfermarse en el desempeño de su labor.

Era tanto el ánimo que mostraban que les pedían a sus compañeras que le tomaran fotos del momento para luego compartirlas en sus redes sociales y con sus familiares y amigos

En ambos lugares el proceso se desarrollaba en completo orden y sin aglomeraciones.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas