miércoles, octubre 17, 2018

Nelson Sosa (Opy) custodiado por dos agentes de la Policía

Cradle Park Banner

Eduardo Hidalgo
Así estaba la sede de la Policía en Cabral, como la boca de un lobo y el pueblo lleno de miedo por los pleitos entre bandas. Ah, solo hay tres policías, sin vehículos.