Campesinos enfrentados a empresarios Bonetti Guerra

POR Luis D. Santamaria/ Mi Observatorio

Luis D SantamariaUn conflicto entre los  ejecutivos de  la  agroindustria  Induspalma  Dominicana  y decenas de familias campesinas residentes en su entorno ha surgido porque la empresa les habría despojado  a la fuerza de sus tierras sin  ningún tipo de compensación.

La agroindustria perteneciente al  grupo empresarial Mercacid,  en sus planes de expandir las áreas  para las siembras de palma africana ha decidido hacerlo  de la forma más fácil y abusiva  sacando de sus predios  a la fuerzas a los campesinos  sin resarcirlos.

De esa forma se han ido apoderando de miles de tareas propiedad de pobres e infelices familias campesinas quienes reclaman la intervención de las autoridades judiciales para que les devuelvan sus tierras y sean resarcidas económicamente por los daños causados.

Para reclamar la devolución de  los  terrenos, los sucesores de Genaro Concepción y Sebastián Bidó, procedieron a demandar por ante el Tribunal de Tierras de la jurisdicción de  Monte Plata a Induspalma Dominicana en las personas de Roberto y José Bonetti Guerra,  dos de los principales  accionistas de la agroindustria.

Francisco Leocadio Concepción, vocero de los afectados dijo que los terrenos en cuestión  corresponden a las porciones H y M-8 de la parcela 58   del Distrito Catastral número 3 y están ubicados próximos a la planta procesadora de palma africana.

En la primera audiencia celebrada,  los abogados de la parte demandante encabezados por los doctores Rodolfo Acosta y José Manuel Peña pidieron el aplazamiento del proceso a los fines de citar al abogado del Estado,   así como a los señores Roberto y José Miguel Bonetti Guerra, amparándose en  los artículos 12.2 y 12.3 de ley 108-05.

La petición fue acogida por el juez, Juan de Dios Ramírez, quien fijó la próxima audiencia para el 9 de abril próximo a las nueve de la mañana. Mientras se conocía la audiencia, integrantes de las familias Bidó y Concepción se ubicaron en la parte frontal del Palacio de Justicia, para con pancartas en manos,  pedir justicia.

Mediante la presente litis,  los abogados de la parte demándate buscan que se produzca la ejecución de la sentencia número 12 del 16 de mayo de 1972 que establece la devolución de los terrenos, además que se continúe con los trabajos de mensura, a fin de que se elaboren los planos definitivos de las parcelas en cuestión.

También dicen tener todas pruebas que sustentan que los títulos que pretenden alegar los abogados de la parte demandada, no están fundamentados  en ninguna sentencia de  saneamiento. “En tal virtud las parcelas  están superpuestas, ya que no se corresponde con la realidad del plano”, expresaron.

De su lado, la abogada de la parte demandada, doctora Luisa Núñez en su exposición dijo que  demostrará que Induspalma Dominicana no ha ocupado  ningún terreno y que todo su patrimonio ha sido adquirido de forma legal, por lo que calificó el proceso que se lleva a cabo de improcedente e improbable 

Adelantó que el año 1984, la compañía que se dedica a producir y procesar palma africana, les compró los reclamados terrenos a propietarios que sí procedieron a sanear y  registrar sus parcelas cosa esta que es negada rotundamente por los afectados quienes exigen la presentación de  documentos que prueben esto.

El autor es periodista. Reside en Monte Plata

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •