Cañeros advierten no dejaran las calles

Por Genris García

Braceros frente al Palacio NacionalSANTO DOMINGO.-Cientos de trabajadores de la caña marcharon la tarde de este miércoles hasta las inmediaciones del Palacio Nacional exigiendo solución a su situación migratoria y advirtiendo que no dejaran las calles aunque terminara el plazo del Plan Nacional de Regulación de Extranjeros.

Jesús Núñez, vocero de la Unión de Trabajadores Cañeros de los Bateyes, dijo que en ocho meses hablando con funcionarios del Ministerio de Interior y Policía es ahora que le dan una esperanza de solución a los problemas de los braceros, en su mayoría hombres y mujeres envejecientes.

Braceros el último día  Aseguró que no confía en la palabra del viceministro del Interior, Washington de  Peña, y otros funcionarios que solo se quedan en promesas.

Núñez y cientos de trabajadores del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), marcharon desde las inmediaciones del Ministerio de Interior y Policía hasta el Palacio Nacional, porque “todas las luchas de los pobres terminan en el Palacio Nacional porque los funcionarios no funcionan”.

Exigió cumplimiento a los acuerdo de 1959  y de 1966 que establecían que todos los jornaleros agrícolas que fueran contratados en Haití, al momento de cruzar la frontera tenían que ser dotados de acta de nacimiento, cédula y pasaporte, costeado por el Gobierno o el CEA.

Dijo que al concluir el plazo del Plan Nacional de Regulación de Extranjeros no están, ni regulado, ni con un documento que diga que los cañeros pueden andar libre mente en las calles.

Significó que antes la advertencia de que vienen masivas deportaciones ellos no se dejaran intimidad, ya que el propósito es deporta a miles de cañeros que tienen pendientes pensiones en el IDSS y otras dependencias.

PolicíasDestacó que hace un año deportaron un brasero y ellos tuvieron que enviarle el carnet y el dinero que tenía ganado.

Aseguró que los braceros no tienen nada que ir a buscar a Haití, ya que en República Dominicana han pasado la mayor parte de sus vidas.

Núñez exigió al Gobierno dominicano que no deporte a los cañeros, a sus esposas y sus hijos; y a los que nacieron  en territorio dominicano que le den su estatus legal como les corresponde.

Advirtió que no dejaran las calles y anunció que el próximo miércoles volverán a marchar porque no van a dejar intimidar con amenazas de deportaciones al vencer el plazo.Llenaron toda el área

Los cañeros marcharon bajo la vigilancia de decenas de oficiales contramotines de la Policía Nacional y agentes de inteligencia del Gobierno.

 

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •