SANTO DOMINGO, RD.- La Coalición por la Vida y los Derechos de las Mujeres calificó como un retroceso para el país la aprobación, al vapor y sin leer, del proyecto Código Penal y advirtió que la celeridad para su aprobación sin la debida ponderación parece indicar que “se bajó línea” por parte del liderazgo del Partido Revolucionario Moderno (PRM), para aprobar la pieza legislativa a toda prisa.

Las más de 80 organizaciones de mujeres que conforman la Coalición afirmaron que llama a suspicacia que después de que el proyecto estuvo “durmiendo el sueño eterno el congreso” en sólo dos semanas fuera aprobado, sin lectura, en el Senado, y en primer lectura en la Cámara de Diputados.

Llamaron al liderazgo del PRM y a las diputadas y diputados a tomarse el tiempo necesario para producir una propuesta de Ley que responda a las necesidades de la sociedad actual.

“Un Código Penal moderno protege los derechos de la niñez, de las mujeres y de las poblaciones más vulnerables. Este proyecto tiene muchas carencias, y una de ellas es la exclusión de las tres causales, permitir que más mujeres sigan muriendo por la penalización absoluta del aborto no es ni moderno, ni aceptable”, advirtieron.

Recordaron además que parte importante de la sociedad y juristas se ha manifestado en rechazo al Código propuesto, que debilita derechos fundamentales y constituye retroceso al marco jurídico protector de derechos de mujeres y niños, niñas y adolescentes.

El conjunto de organizaciones representadas subraya el carácter constitucional de las causales considerando los artículos 38 y 42 de la Constitución que abren eximentes para que sean las mujeres quienes tomen decisiones sobre su salud y su vida.

Lamentaron que una herramienta jurídica tan importantes se haya aprobado sin ser previamente estudiado y que su accionar particular esté centrado en la desprotección de la niñez, deficiente tipificación de los casos de violación, así como también la excepción de responsabilidad penal a los partidos políticos y las iglesias, y la creación de regímenes especiales para militares.

La prisa para su aprobación no permitió a los senadores estudiar a profundidad el proyecto del Código Penal, a pesar de que juristas y organizaciones de la Sociedad Civil han denunciado que el mismo está plagado de errores.

En las afueras del Congreso Nacional, decenas de mujeres protestaron, pidiendo a los diputados rechazar el Código Penal que no incluye la interrupción del embarazo en tres condiciones excepcionales, cuando el embarazo represente un riesgo para la vida de la mujer, si el embarazo es fruto de violación o incesto o cuando existan malformaciones fetales incompatibles con la vida.