Dan el último adiós a pareja de predicadores asesinados por policías

Por: Redacción

Por Genris García

SANTO DOMINGO ESTE, RD.- Familiares, amigos y representantes de distintas iglesias cristianas dieron su último adiós la tarde de este Viernes Santo a la pareja de predicadores asesinados por agentes de la Policía Nacional en Villa Altagracia.

Los féretros blanco con los cuerpos Joel Eusebio Díaz Ferrer y Eliza Muñoz Marte fueron colocados bajo una carpa y al lado derecho se sentaron los familiares con claveles blancos en sus manos.

Eusebio Díaz y Darío Muñoz, padres de Joel y Elisa respectivamente, dijeron que han tenido una pérdida irreparable, pero que Dios le dará la fortaleza para afrontarla.

Muñoz exhortó a la concurrencia poner sus corazones en las manos de Jesucristo.

Pidió a los que cegaron la vida de su hija y de su yerno “que se entreguen al Señor”.

Se mostró confiado en que las autoridades tomen medidas para que hechos como este no sigan sucediendo en nuestro país

Mientras Eusebio Díaz, padre de Joel dijo que perdonaba a los policías y les pidió que entreguen su alma a Cristo para que el Señor lo perdone.

El pastor Dio Astacio, enlace entre el Poder Ejecutivo y las iglesias evangélicas confía que se haga justicia y que los policías se arrepientan de lo que hicieron.

“Si hay algo de lo que sabemos de los que amamos a Dios y los que predicamos la palabra de Dios es de la muerte…la muerte no nos intimida, nos horroriza, nos hiere, nos desgarra, pero no nos intimida, porque si hay un pueblo que está consciente de que vamos a atravesar ese valle somos nosotros”, dijo.

Basándose en las palabras de Job, Astacio señaló que “si hay un pueblo que está consciente y tiene una esperanza de sobrepasar la muerte, somos nosotros. La palabra de Dios dice, “vencida es la muerte”.

Joel y Eliza era dos jóvenes llenos de vida, llenos de futuros, llenos de esperanza y transmitiendo esperanza “trabajadores, laboriosos, honestos, hijos buenos, hijos responsables, hermanos, respetuosos, amigos, gente fiel”.

Dijo que los malogrados jóvenes en vez de estar en una discoteca estaban “llevando la palabra de Dios en el país”.

Advirtió que no van a descansar hasta que estén en la Justicia el último de los implicados en el doble crimen.

Dijo que se hace garante ante el pueblo y sus hermanos evangélicos de que el caso no quede impune.

Dio Astacio dijo que eso es independientemente de que vayan a las cárceles a predicarles a los policías que los mataron a tiros.

Consideró que hay muchos jóvenes que hoy tienen miedo de salir a las calles, de salir a predicar el evangelio “y no podemos promover una cultura de miedo, ni podemos promover una cultura de desesperanza. Nadie nos va a parar de predicar el evangelio”.

La Vicealcaldesa del Municipio Santo Domingo Este, Ángela Henríquez, quien asistió en representación del alcalde Manuel Jiménez abogó por la búsqueda de justicia sin retaliación.

Consideró que la muerte de la pareja de jóvenes es una pérdida para el país y el dolor de darle el último adiós.

El cortejo fúnebre partió a las 3:00 de la tarde de la Funeraria Blandino, de la avenida Sabana Larga, en el ensanche Ozama seguidos por una hilera de vehículos hasta el Cementerio Cristo Salvador.

El hecho se produjo alrededor de las 11:00 de la noche del martes 30 de marzo, a la altura del kilómetro 45 de la autopista Duarte, en Villa Altagracia.

Los agentes policiales involucrados en el caso son el segundo teniente Victorino Reyes Navarro, el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norkys Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, los rasos Anthony Castro Pérez y Juan Manuel Ogando Solís, a quienes se les conocerán medidas de coerción el próximo miércoles 7 de abril.

CONTENIDO RELACIONADO:

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas