DNCD vuelve a prender Capotillo

Por Genris García

Policías se enfrentar a manifestantes en Capotillo. (Fotos: Genris García)SANTO DOMINGO.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) volvió a encender el barrio de Capotillo, dónde dejó un hombre con un tiro en la espalda, y cuyo estado es de cuidado, así como violentos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía Nacional.

Cuando los agentes antinarcóticos se fueron, decenas de jóvenes salieron a las calles a protestar por las heridas causadas a Javier Núñez, de unos 40 años, quien fue arrebatado a un motoconchista que lo llevó al hospital Francisco Moscoso Puello y trasladado por la DNCD al hospital Salvador B. Gautier, donde fue intervenido.

Abel Rojas, dirigente popular del sector dijo que lo hicieron para que muriera en el camino.

Reveló que el hombre trabaja en el Centro Médico Uce y fue baleado en su iglesia evangélica.

Desaparecido los de la DNCD, indignados manifestantes incendiaron decenas de neumáticos viejos en todas las bocas-calles y vías interiores del populoso sector de Capotillo.

Núñez, permanece en un hospital con un tiro en la espalda, mientras en el barrio, decenas de jóvenes salieron a las calles a protestar por lo que llaman acciones recurrentes de la DNCD, de detener, colocar y apresar jóvenes, a quienes luego piden dinero para liberarlos.

Pero también un número indeterminado de jóvenes, algunos menores de edad, fueron detenidos por los Toppos de la Policía, que rompieron barricadas y llegaron hasta los más apartados callejones del superpoblado sector.

Los residuos de llantas viejas quemadas quedaron en las importantes avenidas Duarte y Nicolás de Ovando, hasta que los manifestantes fueron empujados a bombazos y con balas de gomas por tropas antimotines de la Policía.

Allí también permanecían residuos de botellas rotas, piedras y “callaos” lanzados a distancias contra los agentes contramotines que respondían con bombas lacrimógenas y disparos de escopetas.

Muchos vecinos abandonaron de prisas sus casas huyendo de los gases lacrimógenos que afectaban principalmente a niños y envejecientes.

Sin embargo, no se reportaron heridos.

Mientras un grupo era correteado por la Policía en Capotillo, otro grupo, encabezado por Abel Rojas y otros dirigentes comunitarios se fue al Palacio Nacional a entregar una comunicación dirigida al presidente Danilo Medina, en la que explicaban las operaciones de la DNCD contra sus jóvenes.

Pasadas las cuatro de la tarde, los comisionados que fueron al Palacio Nacional volvieron al barrio en tres vehículos y se dirigieron al destacamento de la Policía del ensanche Luperón a reclamar la libertad de los detenidos.

Pero mientras allí hablaban, los Toppos seguían apresando jóvenes en el interior de la barriada, mientras otros, aprovechaban cualquier descuido para encender neumáticos y lanzar piedras a los policías que tenían la misión de no dejarse tomar las vías principales.

Tomás Ramírez, quien se gana la vida en el Mercado Nuevo aseguró a VIGILANTEINFORMATIVO.COM que las detenciones de la DNCD son en su mayoría injustas, ya que ellos saben quienes venden drogas y a esos no lo detienen.

“Mira he visto colocarles drogas a muchos muchachos, quienes luego de pagar son liberados a varias cuadras del barrio”, dijo.

Lo mismo sostiene el dirigente comunitario Abel Rojas, quien asegura que los agentes cobran peajes y apresan a los inocentes para quitarle dinero.

Estas imputaciones son negadas por el vocero de la DNCD, Darío Medrano, quien asegura que las operaciones de sus agentes se basan en “labores de inteligencias previas”.

Entrada la noche volvió la calma, pero la Policía se mantenía vigilante, en un barrio que durante todo el día no tuvo servicio eléctrico y algunos temían que imitaran a sus vecinos de Villas Agrícolas que la noche anterior encendieron decenas de neumáticos y levantaran barricadas por los cortes en el servicio eléctrico.

Galería de Fotos de Genris García

{gallery}capotilloenfrentamientos{/gallery} {jathumbnail off}

NOTICIA RELACIONADA:

DNCD balea joven evangélico en Capotillo

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •