Educación realiza actividades recreativas y educativas para niños de Los Praditos

Niños de Los Praditos disfrutan de una actividad musical, durante un taller que  organizó  el  Programa Niñez y Familia del MINERD.SANTO DOMINGO.- El  Ministerio de Educación (MINERD), a través del Programa Niñez y Familia,  celebró  una tarde lúdica-educativa para niños de Los Praditos, con el propósito de impulsar una  cultura de paz en el desarrollo integral  de niños  y adolescentes  que  residen  en zonas de  alta vulnerabilidad social.

La actividad, que se realizó en la iglesia Sagrado Corazón de Jesús de ese sector, tuvo como objetivo concientizar a los niños sobre los valores y la convivencia familiar, y entrenarlos en el buen uso del tiempo libre, a través de los talleres de manualidades, pintura y otros.

Niños de Los Praditos disfrutan de una actividad musical, durante un taller que  organizó  el  Programa Niñez y Familia del MINERD.Las dinámicas lúdicas educativas son coordinadas por Rosa Mena de Álvarez, asesora y coordinadora de Programas Especiales del MINERD; Silvia Acosta Velásquez, coordinadora docente; Francisco García Holguín, técnico docente nacional y Carmen Matos Legreaux, secretaria administrativa.

El  Programa Niñez y Familia del MINERD es responsable de aplicar una metodología activa, distribuida en equipos de trabajo, con la finalidad de mejorar a las familias  acogidas  por la Pastoral Infantil de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús.

En esos equipos participan representantes de la Pastoral Social y la Pastoral Infantil de la iglesia, así como los facilitadores y psicólogos de la Dirección Nacional de Atención a Víctimas  de la Procuraduría General de la  República.

En representación de Los Praditos, de la Pastoral Social y la Pastoral Infantil de  la  iglesia  Sagrado Corazón de Jesús participaron Violeta Ureña, Fresolina Moreno, Rosa María Cabrera, María de los Reyes Mora y Ana Lucía Morillo.

El desarrollo de cada taller se hace con  grupos pequeños de niños, pero con el cuidado de que cada uno reciba, de manera directa, los entrenamientos y los seguimientos necesarios, de acuerdo a su demanda de atención integral, capacidad de aprendizaje y a sus habilidades personales.

Los niños son motivados en la creatividad sana mediante el juego,  la música folklórica, el canto, manualidades y pintura infantil, en valores  de amistad, amor, armonía, autoestima, autorrealización, bienestar, bondad, conciencia.

Disfrutan de actividades de alegría, alimentación, amor a la naturaleza, autodisciplina, bienestar, deporte y ecuanimidad. Aprenden sobre concertación, democracia, diálogo, honestidad, libertad, participación.

Los facilitadores les hablan de la afabilidad, constancia, convivencia,  lo que significa tener iniciativa, calidad humana, compañerismo, cooperación, solidaridad y lo que es compartir, cuidar los bienes públicos y privados, la equidad, la justicia y la honestidad.

Con esos talleres se pretende que los niños tengan confianza, dignidad personal,  fortaleza; aprendan a concertar, y a conocer el diálogo y el respeto a los derechos humanos.

Las actividades lúdicas se desarrollaron durante un mes en Los Praditos e incluyeron  poesía negroide, toque de tamboras, presentación de payasos, juegos de memoria, de tablero y parché chino.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •