El mayor delator de la Operación Coral proclama “se acabó el miedo”

Por: Redacción

SANTO DOMINGO, RD.- El mayor del Ejército de República Dominicana, Raúl Alejandro Girón Jiménez delató en audiencia la noche de este jueves el funcionamiento de la supuesta red de corrupción que dirigía el mayor general Adán Cáceres, jefe de seguridad del expresidente Danilo Medina.

Girón Jiménez, hizo honor a su rango luego de aceptar los cargos que le imputa el Ministerio Público en el caso se convirtió en el mayor delator de la Operación Coral.

En su intervención ante la jueza de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Kenia Romero que conoce la medida de coerción a los imputados en la Operación Coral proclamó “se acabó el miedo”, y más adelante dijo “se acabó hablar mentiras”.

Girón Jiménez aseguró: “Yo no me voy a parar aquí a defender mentiras, yo decidí en un punto de mi vida ponerle un stop a eso, yo decidí incorporarme a una sociedad en el momento y la justicia que así lo disponga, y que esa sociedad vuelva a acogerme de nuevo, que en mi persona hubo un cambio”.

Agregó: “Estoy totalmente de acuerdo con todos los planteamientos del Ministerio Público sobre mi participación en este caso es la verdad, y como dije, ya yo no voy a mentir más”.

Girón, que era el encargado de nómina y asistente de Rafael Núñez de Aza, financiero del Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep) y Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), y según el Ministerio Público, la cabeza operativa del entramado de corrupción al que ha llamado Operación Coral.

Al hablar en su calidad de testigo de Ministerio Público, explicó cuáles eran sus funciones, entre ellas, hacer una serie de depósitos, transferencias y pagos, entre ellos, a Adán Benoni Cáceres, Carlos Torres Robiou y Rafael Núñez de Aza.

Reveló que Núñez de Aza le pidió que borrara todos sus Whatsapp y en los allanamientos del 24 de abril pasado, “el Ministerio Público tiene todas las órdenes que me daba el señor Rafael Núñez de Aza”. “Uy, yo no borré los WhatsApp”.

Dijo que tenían órdenes de blanquear todas operaciones de nómina en las instituciones donde estaban.

Aseguró que De Aza le mandó a borrar todas las nóminas, pero que él las transfirió a sus servidores, y ahora están en poder del Ministerio Público.

“Ese dinero se entregaba en la casa de comando, la casa de Rafael Núñez de Aza, quien es el cerebro, las reuniones eran nocturnas para entregar el dinero porque así había menos probabilidad para que me vieran entrar en su casa”, dijo Girón Jiménez en la audiencia.

Dijo que una de sus funciones era hacer depósitos de dinero en transferencias y pagos a los señores Adán Cáceres, Juan Carlos Torres Robiou y Rafael Núñez de Aza.

“Soy una persona clave y las personas claves no se mueven y por eso he estado en la misma posición”, dijo en la audiencia.

Reveló que cada vez que cambian al director del Cestur le esperaban hasta con 10 millones de pesos y se le pedía que fueran a un dealer a buscar el “vehículo que quisiera”.

El exdirector financiero del Cuerpo Especializado de Seguridad Turísticas (Cestur), Raúl Alejandro Girón Jiménez, “Necesito hacerle un recuento histórico, para que usted honorable magistrada, pueda comprender la magnitud de ciertos hechos, que quizás han quedado a media, y que solo yo puedo esclarecer”.

“El hecho de que yo esté aquí hoy no significa que esta red haya acabado”, y más adelante aseguró que aunque están presos, ese grupo sigue controlando instituciones militares y de la Policía Nacional.

Dijo que no es hasta el 2017 que el Estado decide disponer cuánto debe ganar una persona en base a su cargo, y que anteriormente a esa fecha era lo que el director de la institución dispusiera. Dijo que ese monto siempre fue manejado a discreción.

¿Cómo he logrado yo mantenerme en una misma posición a través de los años en una misma entidad?, se preguntó, indicando que eso obedecía a que conocía las entrañas que cómo operaba la red, ya que manejaba las nóminas tanto del Cusep como del Cestur.

En un momento de su intervención, el mayor Girón Jiménez pidió agua para refrescar la garganta. “Estas personas han vendido la idea de que este es un gobierno de 4 años nada más y que ellos vuelven en 4 años envueltos en poder y gloria.

Aseguró que su familia “ha sentido la presión ahí afuera estando yo detenido”.

Dijo que sabe el peligro que representa estar en el tribunal relatando lo que sabes ya que la jueza no se imagina usted la cantidad de militares leales al mayor general Adán Cáceres.

Dijo que cualquier militar de esos leales le puede dar pa bajo a él o cualquier familiar.

De inmediato pasó a señalar quienes serían los responsables de lo que le pueda pasar a él o cualquiera de sus familiares.

Entre los que señaló están Adán Cáceres, Rafael Núñez de Aza, “a todos, abogados incluidos”.

Pidió a la prensa que vaya a preguntar al actual director interino del Cestur y al actual director de recursos humanos de esa institución, “A la prensa que vaya y le pregunte”.

“Esto no ha terminado”, dijo el financiero al tiempo que aseguró que no va a delatar personas que están fuera para que no tomen ciertas medidas.

En la actualidad, estas personas, investigados en la Operación Coral, tienen enquistadas directores financieros en varias instituciones.

A los militares no nos importa caer preso

Girón Jiménez aseguró que su verdad puede ser comprobada porque el Ministerio Público tiene las pruebas.

Concluida su intervención a las 11:57 de la noche, la jueza de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Kenia Romero declaró un receso hasta las 2:00 de la tarde de este viernes.

CONCENTIDO RELACIONADO:

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas