El pacto de silencio de Leonel y Danilo

Por Alberto Quezada

Alberto QuezadaLa prolongación del silencio que mantienen el Presidente Danilo Medina y el ex presidente Leonel Fernández  para buscar una solución al conato de crisis que  experimenta  el Partido de la Liberación Dominicana no es bueno, ni para esa organización ni mucho menos para la  sociedad dominicana.

La continuidad de  esa mudez,  por parte de  esos  dos  líderes nacionales en torno a una situación que es estrictamente de intereses y  egos personales no pueden traspasarse a una sociedad que lo que necesita es trabajo,  concordia  y unidad  para superar sus miserias materiales y espirituales .

De igual manera, no es justo  que,  esas dos figuras emblemáticas  de la política nacional y el peledeísmo,  como lo son Leonel Fernández y Danilo Medina, que ayudaron de manera de decisiva a la construcción de esa entidad política hoy de manera inexplicable la estén llevando como perrito fiel a la guillotina.

Un país insular,  pobre y envía de desarrollo como el nuestro  que aún transita con altas y bajas hacia búsqueda de la  consolidación de su sistema democrático  no merece estar siendo sometido a esos  niveles de tensión social por infantilismos políticos.

Es imposible negar que los desencuentros surgidos entre los peledeístas después de aquella reunión histórica celebrada por el Comité Político  en el complejo Turístico Metro Contry Club, Juan Dolio, San Pedro de Macorís, han provocado  un profundo agobio e  inquietud que mantiene el país en una inercia.

Ya comienzan a escucharse voces de diferentes sectores económicos y sociales importantes que claman por un acuerdo político definitivo entre el Presidente Danilo Medina y Leonel Fernández, que ponga fin a este prologado silencio de ambos que ya comienza a resentir  el dinamismo comercial. Eso no es posible.

Este país no puede continuar así, es necesario que se entienda y que el liderazgo político nacional lo comprenda, que hay  que fortalecer la institucionalidad  para que un problema como el que estamos citando no se convierta en un elemento  tan perturbador que pudiera afectar el sistema productivo nacional.

Mientras esto llega,  que se rompa el pacto de silencio, si es que existe, entre Leonel Fernández y Danilo Medina,  y se de paso al entendimiento para que el país político y la nación dominicana en su conjunto retorne a la zona de confort de hace unos días. ¿Quien da el primer paso?

El auto es periodista y Magíster en Derecho y Relaciones Internacionales. Residente en Santo Domingo.(quezada.alberto218@gmail.com)

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •