¡El poder popular en decadencia!

Por Olga Capellán

Olga CapellánMADRID, España.– El poder gubernamental arruina la popularidad política partidista, así ha quedado demostrado con los últimos acontecimientos electorales en diversos países, y como mejor prueba se dio en las elecciones comunales en España, celebradas el pasado domingo día 24 del presente mes de Mayo, lo que amenaza por acabar con el bipartidismo.

Esta vez toda fue diferente, gracias al surgimiento de nuevas fuerzas populares, críticas a la política gubernamental puesta en marcha por el Partido Popular conservador derechista que en los actuales momentos encabeza Mariano Rajoy, jefe del gobierno.

Se percibe que  el gobierno de Rajoy, envuelto en diversos escándalos, sacudiendo con ello la estabilidad gubernamental, llegando hasta el punto de que muchos políticos oposicionales han pedido la dimisión del jefe de Estado, aunque sin mayores resultados.

En España más del 26% de la población laboral activa se encuentra parada de empleo, mientras se dice que la juventud su porcentaje sube a más del 40%, y tendente a aumentar, lo que se ha convertido  en un problema económico para el país, con el agravante del aumento en los precios de la canasta familiar y en los servicios ciudadanos en general, la que se profundizó con el aumento a los impuestos al valor (IVA) hasta el 21% de manera escalonada, ya que en el pasado solo se cobraba el 16% al valor de la población consumista.

Fue por ello que ante la alta tasa de desempleo y la falta de ayuda social por parte del gobierno para con la población más humilde, fue como se iniciaron los grupos de protesta, principalmente en La Puerta del Sol en Madrid, del cual un joven profesional (Pablo Iglesias) capitalizó y así fue cómo surgió la nueva fuerza política Podemos, tendente a desplazar a los partidos tradicionales de los principales puestos de mando.

Podemos, su poderío ha sido tan fuerte que en algunos lugares donde participó en las elecciones comunales relegó al Partido Social Obrero Español (PSOE) a una tercera posición y doblegó la mayoría absoluta del Partido Popular (PP), y se vislumbra un futuro promisorio para las elecciones presidenciales venideras, ya que al menos su poder de convocatoria está creciendo con el correr del tiempo, lo que también podrían mirarse en los espejos de Grecia, Italia,  Polonia y otras naciones del viejo continente.

Pero no solo Podemos ha podido escalar a un lugar favorito dentro de la contienda electoral, ya que el pueblo español y a pesar de la popularidad del partido conservador en el poder, quiere un verdadero cambio, cambio éste que se manifieste a favor de la mayoría ciudadana, y tomando el dicho de que: “El poder” desgasta, siendo así como el PSOE-PSC, quien ya lleva 4 años fuera del gobierno ha podido ir en aumento, dando la oportunidad al menos en Barcelona, capital catalana de sacar de la alcaldía al poderoso partido nacionalista CIU, también lo hizo en otras ciudades de menor importancia.

En Catalunya, también en otras localidades donde el CIU gobernaba en los ayuntamientos con mayoría absoluta, perdiendo la posición o la mayoría absoluta y tendrá que formar coaliciones con pequeñas organizaciones para poder seguir gobernando.

Pero en la votación comunal general aunque continúe en el gobierno ha habido un gran perdedor el PP, con una participación ciudadana de más o menos un 50% de toda la población votante, en la que tanto Podemos como la Plataforma Ciudadana, llegaron en el preciso momento y están dando la batalla.

Aprovechando la decadencia del gobierno y del PP, quien retornó al poder con una mayoría arrolladora sobre el PSOE, ahora solo tendrá que conformarse con un 27% y aunque continúa siendo el partido mayoritario, pero de continuar así en las próximas elecciones se verá en apuro para poder conformar un nuevo gobierno, y es mejor así.

Por último, este panorama sería un buen parámetro para la República Dominicana y otros países, donde el bipartidismo se siente dueño del escenario político.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •