El voto militar

Por: Redacción

Por José A. Leonardo P.

El abogado Eddy Olivares propuso que la próxima modificación a la Constitución de la República debe ser aprovechada para incluir en ella el derecho al voto de los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Consideramos que esta recomendación no solo es errática, sino también desestabilizadora, porque si bien en varios países del Primer Mundo los militares ejercen el derecho al sufragio no es un secreto, tampoco lo es que existen diferencias abismales en las motivaciones electorales.

Entre esas naciones donde los guardias votan y nuestro país, el voto no es una mercancía que adquiere valor con la apertura de la compraventa electoral. Aquí, los depauperados cobran el voto por anticipado, mientras que los componentes de los distintos extractos sociales presentan el cobro de su factura tan pronto se juramenta el candidato ganador.

En la vida civil esto es cotidiano, sean pagadas o no, y no pasa nada. Son cosas que no se dan en los países social y políticamente avanzados. ¿Se imagina el constituyente una institución armada fraccionada con sus miembros inscritos en los diferentes partidos componentes de nuestro universo político?

Un coronel que sea miembro del partido oficialista ¿le cumpliría las ordenes a un general que sea militante de un partido opositor? ¿Cuál sería el destino de los militares que perdieran, frente a los ganadores? Y los ascensos ¿serían por méritos militares o políticos? Y la cadena de mando ¿la dirigiría el ministro de Defensa o el presidente del partido ganador?

Nuestras Fuerzas Armadas las componen instituciones sólidas, estables y con una trayectoria bien definida. Y así deben seguir. Al distinguido letrado Eddy Olivares le dejamos de tarea dos preguntas: a) ¿se dividirán nuestras Fuerzas Armadas cundo se dividan los partidos? y b) ¿se ha calculado la relación costo-beneficio de llevar la política partidaria a los cuarteles? En el desempeño de nuestra cultura política la propuesta del Dr. Olivares es, a todas luces, extemporánea y desproporcionada.

Relacionadas