SANTO DOMINGO, RD.- La Embajada de Estados Unidos afirmó este sábado que nunca han solicitado a la República Dominicana aceptar flujos de migrantes indocumentados.

“Respetamos la soberanía del Gobierno de la República Dominicana de proteger sus fronteras e implementar su política migratoria”, señala el comunicado firmado por Chelsia C. Hetrick, consejera de Asuntos Públicos de la Embajada estadounidense en el país.

A seguida agregó “Nunca hemos solicitado a la República Dominicana que acepte flujos de migrantes indocumentados”.

“Hemos enfatizado continuamente la importancia del respeto al estado de derecho, las obligaciones internacionales y los derechos humanos, tanto en la República Dominicana como alrededor del mundo”, señalan.

Asimismo, reafirmaron en el comunicado el reconocimiento al compromiso del presidente Luis Abinader en investigar acusaciones de abuso y corrupción y de responsabilizar a los funcionarios involucrados.

Estas declaraciones se produjeron luego de que senador de Florida, Marco Rubio, afirmara que la administración del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha instado para que República Dominicana acepte en su territorio a tres millones de haitianos.

A continuación, parte del artículo que escribió Rubio en Diario Libre este viernes.

«Es mejor ser enemigo de EE.UU. que su amigo». Líderes mundiales me dicen que esa es su percepción bajo la Administración Biden, la cual tiene la extraña costumbre de apaciguar a nuestros adversarios mientras les exigen a nuestros aliados estándares imposibles. Esto es una mala política exterior. Además, está fomentando el caos en nuestra región.

Basta con mirar lo que está pasando en la República Dominicana. La isla enfrenta una gran presión migratoria del vecino Haití, que prácticamente se ha hundido en la anarquía. El presidente Luis Abinader ha dejado claro que protegerá la soberanía dominicana imponiendo las deportaciones. Sin embargo, la Administración Biden, influenciada por grupos radicales de izquierda como Amnistía Internacional, están instando a que acepte a tres millones de haitianos en cualquier momento.

Esto es injusto para la República Dominicana, que es un país en desarrollo con recursos limitados y que ya tiene obligaciones importantes por Haití. Cualquiera que dude esto debería considerar el hecho que más de un tercio de todos los nacimientos en R.D. son actualmente de mujeres haitianas.

A CONTINUACIÓN, EL COMUNICADO ÍNTEGRO DE LA EMBAJADA DE ESTADOS UNIDOS EN SANTO DOMINGO:

“Respetamos la soberanía del Gobierno de la República Dominicana de proteger sus fronteras e implementar su política migratoria. Nunca hemos solicitado a la República Dominicana que acepte flujos de migrantes indocumentados. Hemos enfatizado continuamente la importancia del respeto al estado de derecho, las obligaciones internacionales y los derechos humanos, tanto en la República Dominicana como alrededor del mundo. Como expresamos el 12 de abril, reconocemos al gobierno del presidente Abinader por su compromiso en investigar las acusaciones de abuso y corrupción y de responsabilizar a los funcionarios involucrados».