SANTO DOMINGO, RD.- El Ministerio Público, junto a la Dirección Regional Sur Central, de la Policía Nacional, y el Comando Conjunto Unificado de las Fuerzas Armadas, realizaron un operativo en distintos sectores de esta ciudad y en el recinto penitenciario de la fortaleza Máximo Gómez de Baní.

En este recinto fueron ocupadas 96 armas blancas, 65 tabacos de andullo, 260 cajas de fósforos, unas 430 cajas de cigarrillos de diferentes marcas y ocho porciones de un polvo blanco, presumiblemente cocaína.

En los pabellones también fueron encontrados 101 celulares de diferentes marcas, 94 bocinas, 47 neveras ejecutivas, un iPad, seis luces ambientales, 19 routers, tres berifones, 38 televisores, dos balanzas, cuatro vapers y 39 máquinas para corte de pelo, tipo abejón.

Además, en la requisa se ocuparon seis relojes digitales y 16 relojes análogos, unos 33 chip para teléfonos, cuatro memorias USB, un aire acondicionado, una plancha eléctrica, 23 licuadoras, un video juego y tres repetidores de internet.

Tropas élites toman distintos sectores

En el operativo fueron desplegados fiscales, miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), de la Dirección Central de Investigación (Dicrim); de la Armada Dominicana y de la Fuerza Aérea Dominicana, acompañados de drones y de un helicóptero.

La acción, en la que también participaron agentes de los cuerpos élites SWAT, Lince y del Dintel, fue ejecutada en los sectores Villa Majega, San Cruz, Pueblo Nuevo, Barracones, Los Cajuilitos, el 30 de Catalina, Carretón y Pizarrete de la provincia Peravia.

En la ejecutoria conjunta, fueron incautadas 180 porciones de un polvo blanco, presumiblemente cocaína, con un peso aproximado de 1,466.1 gramos, así como también dos paquetes y 101 porciones de un vegetal de color verde, presumiblemente marihuana, con un peso aproximado de 3,296.1 gramos.

En el operativo fueron retenidas cuatro porciones de un material rocoso, presumiblemente crack, con un peso aproximado de 397.9 gramos, se ocuparon 50 armas blancas y la suma de RD$482,350 pesos dominicanos.

El órgano persecutor incautó cinco balanzas utilizadas para el microtráfico de drogas, un cargador para pistola, 10 capsulas para armas de fuego de calibre 9mm, una tijera y una trituradora de marihuana, así como también un pasaporte y tres celulares.

Las autoridades también retuvieron ocho motocicletas, por violar las normas establecidas en la Ley 63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de la República Dominicana.