Es de justicia mejorar ingresos a la UASD

Francisco LucianoNo se  puede negar que la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), padezca de  debilidades que dificultan  sus actividades en los niveles de eficiencia y eficacia ideales para una institución de su dimensión. En diferentes espacios, hemos señalado parte de esas debilidades, acompañando nuestra autocritica de las modestas propuestas que entendemos se pueden emprender para un mejor desempeño de dicha academia.

Pese a sus  debilidades, es la UASD, la más importante y completa institución de educación superior en la República Dominicana, liderando en  matricula estudiantil, en la diversidad  de  carreras ofertadas,  sosteniendo niveles de calidad indiscutibles en las distintas carreras; es además la única universidad del país donde los  excluidos tienen acceso  para cursar  estudios a nivel superior, dada sus bajas tarifas.

Dentro de las debilidades que padece la Universidad, se encuentra: a) La alta densidad estudiantil (66 estudiantes por profesor), b) Limitación en la oferta de asignaturas frente a la demanda estudiantil, c) Alta carga docente para los profesores (40 Horas semanales) d) Obsolescencia del Registro Universitario, e) Insuficiencia de aulas, f) Faltan laboratorios  y reactivos, entre otras.

Las necesidades anteriores afectan significativamente las pretensiones de la UASD,  para adecuarse a las demandas, cada vez más exigentes,  de una sociedad con crecimiento sostenido y en cambios constantes.

Lo cierto es que, ninguna de las necesidades enumeradas pueden superarse sin hacer la inversión de recursos financieros  necesarios, pues la contratación de nuevos maestros,  que  constituye una variable clave para reducir la densidad estudiantil y  desmontar la carga docente de los maestros, al tiempo de aumentar la oferta de asignaturas para los alumnos, solo se pueden atender si se dispone de los recursos  que solventen el gasto fijo que acarrea una decisión de esa magnitud.  

La falta de aulas que la Universidad trata de amainar sirviendo docencia On Line, encuentra como obstáculo en  la escasa  tecnologías instalada, lo cual  requiere para superarse de cuantiosos recursos financieros.

Modernizar el Registro Universitario para facilitar los procesos de manejo e información sobre la realidad y resultados de los alumnos y egresados, requiere necesariamente de una inversión económica que no solo permita la adquisición de equipos e implemento de programas y herramientas tecnológicas , sino de la necesaria capacitación del personal que sirve de soporte en tan vital área de atención y si a esta situación agregamos la realidad  de nuestros laboratorios para la práctica y experimentación, caeremos en la  cuenta, de que además de insuficientes resultan obsoletos.

Es de conocimiento general que la UASD arrastra un déficit acumulado  que supera los RD$1,300 Millones de pesos, situación que genera presiones por parte de  sus acreedores y agudiza conflictos a lo interno de la academia, al verse imposibilitada de honrar compromisos puntuales, relacionados con derechos adquiridos de sus servidores.

La Universidad Autónoma de Santo Domingo,  proyecta ingresar 56 mil nuevos alumnos para el próximo 2016, con lo cual alcanzará una matrícula general que superara los 200 mil estudiantes equiparables a casi la mitad de la matricula global del país, por lo que se requiere que las autoridades del Gobierno Central que han venido haciendo cuantiosas inversiones para mejorar la educación básica  y media del país, miren hacia la principal universidad , asignándole los fondos necesarios para que  pueda realizar los aportes que le corresponden para con el resto de la educación y la sociedad.

Las autoridades universitarias han formulado un presupuesto para  su funcionamiento durante el  año 2016 ascendente  a RD$10,809,483,896,  de los cuales aspira que el Gobierno Central le aporte RD$9,851,366,079( 91.0%,)  y ella asume la responsabilidad de  generar por sus propios medios, ingresos por  la suma de RD$958,117,817 (9.0%) .

Con estos recursos se reiniciaran los programas y proyectos de contratación de tres mil nuevos profesores, se retomaran los programas de capacitación y perfeccionamiento docente, el adecuado avituallamiento  de laboratorios, aulas y talleres, se superara  las limitaciones de la plataforma tecnológica,  se garantizara el  adecuado mantenimiento  de la infraestructura física,  se  ampliaran   los programas de becas y créditos a estudiantiles,  se desterrara  la incertidumbre con el  fortalecimiento de  los programas de seguridad y compensación social (plan de retiro, seguro de salud, seguro de vida y accidentes, etc.),  así como el plan de mejoras de la calidad  en los procesos internos, etc.

La suma solicitada por la UASD  como aporte del Estado para el 2016,  refleja un incremento  de RD$2,663, 108,518 equivalente a poco más de un  28.2% con relación al presupuesto recibido en el presente año 2015,  que es RD$6,757,908,988  y que es prácticamente igual al asignado para el año 2014.

Los técnicos del área de presupuesto de la Universidad han realizado un atinado análisis sobre la realidad  económica del país y sus posibilidades  para mejorar la atención de la misma. La propuesta de la UASD  no está ni cerca de lo que le correspondería de aplicarse la Ley 5778-61 que establece una subvención mínima  del 5% del presupuesto nacional para esa institución.

Ojala la sobriedad  y la cordura empleada por la UASD para presentar un presupuesto que se adapte a las posibilidades reales del Estado, sea reciprocada por las autoridades nacionales, a los fines de permitir que la misma pueda continuar cumpliendo su rol de orientadora de la sociedad en un ambiente de menor tensión y de menos precariedades.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •