SANTO DOMINGO, RD.- A 51 años del asesinato del periodista Gregorio García Castro (Goyito), el 28 de marzo del año 1973, representantes de los gremios de la prensa, amigos y parientes continúan reclamando justicia y el cese de la impunidad de los crímenes contra los periodistas.

Esto fue lo que ocurrió el 28 de marzo cuando los delegados del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), del Instituto de Previsión y Protección del Periodista (IPPP), del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), el Comité Conmemorativo de la Memoria de Gregorio García Castro y dos de sus nietas depositaron dos ofrendas florales en la calle Mercedes casi esquina José Reyes, donde cayó abatido a tiros el cuerpo sin vida de Goyito.

Aurelio Henríquez, presidente del CDP; Olivo De León, presidente del IPPP; José Beato, secretario general del SNTP; Miguel Aponte Viguera, a nombre del Comité Conmemorativo de Goyito; y las nietas del asesinado periodista, Pamela y Katherine García Ventura, hijas de Enrique García Frómeta, hijo de Goyito, se quejaron de la indiferencia de las autoridades que se ha hecho sordas ante el clamor de justicia en este caso.

De León calificó de penoso, lamentable, inaceptable, que después de 51 años demandando justicia, todavía Goyito no pueda descansar en paz, a pesar de haber pasado más de medio siglo exigiendo castigo para los responsables de este hecho abominable.

“Continuamos acudiendo a este lugar desde hace 51 años, con el propósito de honrar la memoria de Goyito, de seguir demandando castigo para sus asesinos, para mantener este hecho en la mente de los dominicanos”, expresó.

En tanto que Henríquez resaltó la importancia de mantener el ceremonial que cada año organizan los gremios como una forma de restregar la indiferencia de las autoridades para hacer justicia ante un crimen de Estado, como ese.

Mientras que Beato resaltó la valentía y el coraje que tuvo Goyito al denunciar los hechos que condujeron a sus protagonistas a planificar y ejecutar su muerte.

Asimismo, Aponte Viguera se refirió a las circunstancias en que cayera asesinado García Castro por los agentes policiales del temido Servicio Secreto de la Policía Nacional, el teniente Juan María Arias Sánchez y los Cabos Milton de la Cruz Lemus y José Rafael Pérez Pereyra.

Las nietas de García Castro agradecieron el gesto de los gremios periodísticos hacia la memoria de su abuelo y colocaron una grabación de su padre, Enrique García Frómeta, quien no pudo asistir al acto por problemas de salud, haciendo referencia al bochornoso asesinato.