Hay mucha prisa en el PRM

Por: Redacción

Por Guarionex Concepción

Tradicionalmente en el país han primado los privilegios. Ha existido un criterio selectivo excluyente que es la madre de la indignación.

Este PRM, que es un descendiente directo del partido más poderoso de la historia política nacional, lleva como hereda la mayoría de las mañas de ese padre.

De ahí que no es de extrañar que aún perduren las influencias negativas del amiguismo, las recomendaciones elitistas, el arribismo, el oportunismo, etc. que caracterizaron al otrora poderoso PRD.

Hay un cambio de mentalidad, eso sí. Lo tienen que reconocer los perre-emedeistas. Pero ese cambio solo ha sido en un reducido sector de las más altas instancias del PRM, encabezado por el presidente Luis Abinader.

Por eso debe entenderse que la valoración de la dirigencia media, de los hombres y mujeres de las bases del ahora partido del poder, tomará su tiempo y primarán las apetencias de personajes heredados del PRD, con ambiciones desmedidas, con poder dirigencial, que intentan y seguirán intentando, copar con sus relacionados los puestos de trabajo en el Estado.

Esos no han cambiado y se constituyen en un grave peligro para el mismo PRM, para la credibilidad del presidente Abinader, originando la desesperación de los más pobres del partido, que de eso se trata. Los que más necesitan están siendo excluidos. Así pasó en el año 1978.

Penden como una amenaza también, para el buen desempeño partidario, los amarres “administrativos” que hizo el PLD, para garantizar la permanencia de sus partidarios en los empleos.

El PLD utilizo recursos del Estado con ese propósito, preparando una clase técnica que no tiene el PRM, para adueñarse de los puestos.

Estos factores citados se han convertido en un fuerte dolor de cabeza para el presidente Abinader y para el sector perre-emedeista que desea ayudar a los más depauperados y que tiene verdaderas ansias de cambio, en identificación con el sentir de la mayoría ciudadana del país.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Relacionadas