Fuego destruye parte de La Nacional, viviendas y taller de ebanistería

La Nacional
Fuego destruye parte de La Nacional, viviendas y taller de ebanistería

Por Genris García

FOTOS/SANTO DOMINGO ESTE.-_El fuego que se inició alrededor de las 11:00 de la noche del lunes redujo a escombros la mayor parte de las instalaciones de la Colchonería y Mueblería La Nacional ubicada en el sector de Villa Faro y se llevó de encuentro varias viviendas y un taller de ebanistería.

A media mañana de este martes brigadas del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este seguía luchando contra las llamas que salen de los escombros de hierros retorcidos y bloques derribados.

Pese a la magnitud del incendio no hay desgracias personales, aunque las pérdidas son cuantiosas.

El incendio afectó, según se puede observar desde el vecindario una nave donde se llevaban los productos terminados y un camión de la empresa.

El área del siniestro fue cerrada al paso de los periodistas y los ejecutivos de la empresa no han dado la cara.

Mientras que los vecinos afectados lamentan que han perdido todo lo que tenían. “solo me quedó lo que tengo encima”, dijo.

Los vecinos, en especial los residentes en la calle Ultramar que se inicia en la carretera de Mendoza amanecieron en velas y tuvieron que dejar sus casas a expensa de las llamas.

“Nosotros tuvimos que salir corriendo por el fuego y el humo que nos asfixiaba”.

Víctor de Jesús Castillo dijo que perdió el sustento de su familia que se ganaba en un pequeño taller de ebanistería donde no solo perdió sus herramientas, también los trabajos por encargo y la madera preciosa acumulada.

Dijo que alrededor de las 10:00 de la noche empezaron a ver el humo salir de la nave industrial y salieron corriendo porque lo importante es salvar la vida.

En aquella calle sin salida, donde viven decenas de familias de escasos recursos económicos y de clase media hoy reina la desolación.

Eliseo Joseph contó que alrededor de las 11:00 de la noche recibió una llamada telefónica de su esposa, estaba desesperada y casi no le salían las palabras. Cuando logró calmarla le dijo que la colchonera vecina estaba en llama y las lenguas de fuego habían alcanzado el segundo piso donde vive con su familia.

Ella salió corriendo con sus hijos para ponerse a salvo.

El fuego destruyó parcialmente una habitación y la galería de su vivienda. Pero teme volver con su familia porque no confía en el techo que fue muy afectado por las llamas.

También Miriam Chala amaneció este martes damnificada. Las llamas destruyeron tres habitaciones y solo quedaron con lo que tenían encima.

Dijo que su principal preocupación fue sacar los niños y las personas mayores, lo demás “todo se quemó”.

“Nosotros no dormimos teníamos miedo que las llamas se extendieran o que alguna explosión llegara hasta aquí” comentó Kirsis Pujols.

Dijo que cerró bien su casa y tomó sus hijos para estar lista para correr si era necesario.

En el área se podían ver agentes de la Policía Nacional con ojos espabilados. “no hemos dormido nada desde que avisaron del fuego”, dijo un joven policía que pidió reserva de su nombre.

Rostros similares tenían los bomberos que trabajaron desde que a las 11:06 de la noche el teléfono espantó su sueño con las llamadas de socorros desde La Nacional y los vecinos que temían lo peor.

Cuando llegaron a duras penas se abrieron paso entre cientos de curiosos que querían tomar las primeras imágenes con sus celulares de aquel voraz incendio cuya lengua de fuego se levantaban varios metros de altura.

Desde edificios cercanos se puede observar la destrucción, paredes colapsadas, hierros retorcidos, esprines desnudos de colchones que estaban listos para salir al mercado y maquinarias inservibles.

El calor que despedían las llamas era tan intenso que derritió los tinacos de casas vecinas.

La noche fue larga

Desde que se dispararon las alertas de fuego por el grito de los vecinos o el ulular de los bomberos, la noche se tornó larga para los vecinos de la empresa que fabrica muebles y colchones.

También para los bomberos, policías y socorristas del Sistema de Emergencia 911.

Los más curiosos buscaron posición en los edificios cercanos para captar las imágenes apocalípticas que se levantaban al cielo en una noche brumosa.

No perdieron tiempo y de inmediato las colgaban en las redes sociales.

“Este edificio se convirtió en un mirador anoche”, contó una joven que reside en la carretera de Mendoza, frente a la empresa siniestrada.

Es que desde allí la vista de la nave industrial era fabulosa

Los bomberos

Los bomberos movilizaron más de 14 unidades para sofocar las llamas.

Allí se pudo observar camiones cisternas de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) llevando agua para los camiones de bomberos.

Hasta media mañana, los bomberos no habían daño un informe sobre el fuego.

Aunque las llamas ya fueron sofocada, todavía persiste la humareda saliendo de los escombros.

Los Bomberos de Santo Domingo Este se vieron en la obligación de solicitar apoyo a los del Distrito Nacional, quienes les aportaron cambiones y hombres.

Aunque de inmediato se desconocen las causas del incendio, a media mañana estaba bajo control.

Entre los escombros se vieron oficiales de los bomberos observando el panorama.

De inmediato, no fue posible hablar con el Intendente del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este, Coronel Rafael Javier Bueno, quien estaba al frente de las brigadas que seguían trabajando para evitar el resurgir de las llamas.

CONTENIDO RELACIONADO:

Incendio consume esta madrugada Colchonería y Mueblería La Nacional

Compartir:
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •