Ganadores y perdedores del 20 de junio (¡Sí, hubo perdedores!)

Los primeros
Los primeros cien días de doña Emma

Neo Carmona

Ganó la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), que rompió el paradigma de que una mujer no podía dirigirla, y a partir del 16 de julio próximo tendrá una rectora, y todo su equipo de vicerrectores, decanos, directores de escuelas, recintos, centros y subcentros; así como directores departamentales, que han de llevar a nuestra institución al sitial que le corresponde dentro de la sociedad dominicana y el sistema de educación superior nacional y regional.

2.- Ganó nuestra sociedad, que a partir de ahora tendrá una Universidad pertinente, de calidad, excelencia y modelo de gestión académica y administrativa.

3.- Ganó la imagen pública de la Universidad Primada de América y la de todos y todas los y las universitarios y universitarias que acudimos a una fiesta de la democracia y la hicimos transcurrir en completa paz y armonía, como debe de ser en una academia.

4.- Ganó doña Emma Polanco Melo, que demostró tenacidad, firmeza y coraje; que nunca se rindió y, sobre todo, demostró que es merecedora de la más alta confianza de la comunidad universitaria y nacional.

5.- Ganamos todos los que creímos siempre en doña Emma y que luchamos sin rendirnos bajo la persecución más ruin y miserable hasta lograr la contundente victoria que obtuvimos el 20 de junio pasado.
 
Los perdedores:

1.- Perdió el proyecto contrario y con este, perdió la perversidad que trataba de reeditarse en el poder para seguir haciendo daño y hundiendo la UASD en el atraso y la miseria.

2.- Perdió el chantaje y la mentira.

3.- Perdió la mediocridad persecutora de ideales.

4.- Perdió la codicia, el afán desmedido de lucro y poder sin importar en lo más mínimo este patrimonio del pueblo dominicano que es nuestra UASD.

5.- Perdió el cacique y sus vasallos.

6.- Perdió la improvisación, la irresponsabilidad y la falta de carácter para hacer prevalecer la institucionalidad de la UASD por encima de los intereses personales, grupales y políticos.

El gran perdedor:

1.- El rector, que eligió desechar a los más sanos y sanas del Horizonte Académico y de su entorno y se hizo acompañar de los personeros perversos que le metieron en el atolladero, también a la UASD, haciéndole perder la oportunidad de hacer una gestión diferente en beneficio de la institución y el país, para de esta forma poder retirarse por la puerta grande, satisfecho del deber cumplido.

El autor es estudiante y servidor universitario

Compartir:
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •