A los gringos no les luce

Francisco Luciano
A los gringos

Por Francisco Luciano

La crónica presentada por uno de los principales diarios del país que da cuenta de la advertencia que hace el gobierno de los Estados Unidos, por vía de una de sus agencias, a los ciudadanos de ese país que decidan viaja a la República Dominicana no es nueva.

Más bien se produce cada cierto tiempo. Lo cierto es que aunque la misma puede tener bases sólidas, esta no se corresponde con el trato que un aliado debe ofrecer.

Recomendar precaución nunca será ocioso, pues donde quiera se cuecen habas, pero al difundir cada cierto tiempo con esa mala nueva, debe tenerse en claro que eso afecta la buena imagen internacional de la República Dominicana y pone en riesgo el flujo de turistas hacia nuestro territorio en desmedro de la economía nacional.

Nadie va a negar que aquí, como en cualquier parte, se producen a diario hechos lamentables que en algunas ocasiones hasta dejan víctimas fatales, pero hechos de ese tipo ocurren en las ciudades que se consideran más seguras del mundo.

Ahora, si damos una mirada a la seguridad de ciudadanos locales y visitantes, la República Dominicana no puede, ni debe figurar en la lista de los más inseguros. Si juzgamos por los hechos y los números de víctimas, tendríamos que colegir en que en países como España, Francia y los propios Estados Unidos, la cosa es peor, pues ha sido allí y no aquí donde han acontecido actos de violencia que pueden considerarse como verdaderos atentados a la seguridad de las personas.

Vasta precisar que en República Dominicana a ningún ciudadano se le ha ocurrido ametrallar a cientos de personas en una discoteca o teatro. Que nunca en un maratón o carnaval dominicano han sido detonadas bombas provocando víctimas fatales. En República Dominicana no tenemos siquiera amenazas, de que un coche bomba pueda explotar en una plaza pública matando a personas de manera indiscriminada.

Resaltar los actos aislados que la delincuencia provoca en nuestro país, fuera atinado de no ser por las indicaciones anteriores.

De todos modos, la denuncia del gobierno de los Estados Unidos debe ser tomada como una alerta para que nuestras autoridades pongan mayor empeño en prevenir y perseguir la criminalidad para reducir las acciones delictivas y los actos de violencia, a los fines de garantizar una mejor seguridad ciudadana y de paso quitar argumentos a quienes impulsan este tipo de acoso con la intención de quitarnos visitantes y de paso presentarnos como un país vulnerable.

El autor es educador y dirigente del PTD.

Compartir:
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •