Cambio

Cambio

Por Manuel Salazar

Tomen nota. Las mismas personas que han ocupado varias veces cargos en instancias del Estado, y que se han jubilado al cumplir sus mandatos; ahora postulan para ocupar otros, o los que antes ocuparon.

Jubilados en sus posiciones anteriores, ahora vuelven por más.

En la Cámara de Cuentas, la JCE, y otras.

Es como si en el país no existieran otros profesionales capaces y dispuestos a jugar papeles públicos.

Lo peor de todo es que el punto de partida de todo esto es la Presidencia de la República, que de acuerdo con el régimen político institucional vigente, es el que pone y dispone y señala el rumbo.

Ese régimen presidencialista, que debió morir con la dictadura de Trujillo.

El cambio tiene que expresarse en una modificación del régimen, pero también en la puesta en escena de interlocutores nuevos en todos los ámbitos del Estado.

El actual Presidente de la República fue beneficiario del sentir de una gran parte del pueblo, de ver figuras nuevas al frente de lo público, y debería corresponder a esa necesidad.

El país es una cantera de jóvenes profesionales, capaces, actualizados en los conocimientos que corresponden a las áreas de sus competencias, y pueden jugar papeles trascendentes en diversas funciones públicas.

Sería bueno verlos en la Cámara de Cuentas, la JCE, las Altas Cortes, la Defensoría del Pueblo.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •