Celebran Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares

Celebran Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares

Fotos y video: Genris García

SAN GREGORIO DE NIGUA, San Cristóbal.– El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales realizó diversas actividades este viernes con motivo de la celebración del Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares.

Este día fue instituido en el 2015 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Una nota de la Dirección de Comunicaciones de Medio Ambiente dice que el acto central dio inicio a una jornada educativa en el Parque Ecológico de Nigua en coordinación con el Instituto de Formación Docente Salomé Ureña (INFODOSU) y el Departamento Provincial de San Cristóbal.

Las actividades continúan con una jornada de reforestación con mangles en Caño Yuti, Monte Cristi, en coordinación con la Armada de la República Dominicana; siembra de mangle botón en la laguna el Claro del municipio Guerra. En San Pedro de Macorís charlas sobre la importancia de los Mangles, en el hotel Bahía Príncipe y playa Nueva Romana, y en el Séptimo Congreso Educativo con el tema “Estado de la Biodiversidad en la República Dominicana 2019”, con el apoyo técnico del Instituto de Derecho Ambiental de la República Dominicana y la Coalición Río Higüamo.

En María Trinidad Sánchez se realizan jornadas de reforestación en el parque ecológico de Nagua y de saneamiento y reforestación con mangles en la Playita, La Galeras, provincia Samaná; también jornadas de limpieza en las desembocadura del río Joba y en playa Las Canas, en el municipio Gaspar Hernández, provincia Espaillat; en el río La Yaguada, El Seibo;

Agrega la nota que actualmente, el Ministerio de Medio Ambiente ejecuta un Programa de Restauración de Ecosistemas Costeros y Marinos, especialmente manglares, con el objetivo de restaurar hábitats críticos degradados en las provincias costeras.

Indica que además de Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales 64-00, también a través de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas (Convenio RAMSAR), se ejecutan acciones para su protección.

Los manglares son formaciones vegetales en las que predominan especies conocidas con ese mismo nombre. Son árboles o arbustos, los cuales tienen raíces aéreas que le permiten respirar, tienen la particularidad de ser plantas resistentes a la salinidad del agua. Se ubican en litorales de suelos planos, inestables y aguas relativamente tranquilas como estuarios, bahías, ensenadas, lagunas costeras, esteros y próximo a la desembocadura de ríos y arroyos.

Estos ecosistemas son únicos, especiales y vulnerables, que en virtud de su existencia, biomasa y productividad aportan importantes beneficios a los seres humanos tales como bienes y servicios a la agricultura y la pesquería, contribuyendo así, a la seguridad alimentaria de las comunidades locales; son espacios de recreación y esparcimiento y mitigan los efectos del cambio climático.

En el manglar confluyen animales y plantas de origen marino y terrestre que aprovechan su gran productividad biológica, tiene gran belleza y complejidad, es exclusivo de los trópicos y está ampliamente representado en la costa Atlántica y Caribe de la República Dominicana.

Dice que de acuerdo a cifras recopiladas por la Institución Ambiental, en la República Dominicana existen 55 localidades de manglares y ocupan una superficie de 274 kilómetros cuadrados. Las áreas más extensas se localizan en las costas del noroeste y noreste y están representados por cuatro especies que son el mangle rojo, Rhizophora mangle L; mangle blanco, Laguncularia racemosa L; mangle negro, Avicennia germinans L. y mangle botón Conocarpus erectus (Vhl.).

Importancia de los manglares en las zonas costeras

Su importancia es muy evidente porque protegen las costas de tormentas tropicales, la erosión y del alto oleaje y los suelos de la intrusión salina; aportan nutrientes a otros ecosistemas limítrofes como son las praderas marinas y los arrecifes de coral, sirven de trampa de sedimentos ayudando a la consolidación de la playa y de refugio a la biodiversidad marina y terrestre, actúan como filtros biológicos de contaminantes y son grandes fijadores de Co2 y productores de Oxígeno.

La formación boscosa del manglar contribuye a la cadena alimentaria marina porque produce detritos, y varias especies de animales marinos de importancia comercial pasan al menos una parte de su ciclo vital en ellos. Por eso los manglares no deben considerarse solamente como bosques, sino también como productores de alimentos, como son los cangrejos, peces y camarones, muchos de los cuales terminan por ser capturados lejos de los manglares.

Las principales amenazas al manglar en nuestro país son: cortes, fragmentación y rellenos del terreno para liberar y desarrollar tierras, principalmente para el turismo; la agricultura costera y la ganadería; la contaminación costera provocada por los asentamientos humanos y los vertidos de las ciudades y provenientes de la agricultura; las obras mal orientadas que se construyen en la cuenca alta y media que alteran los patrones de sedimentos.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •