Derrotar al PLD para salvar el País

Grabiel Sánchez
Derrotar al PLD para salvar el País

Por Grabiel Sánchez*

Escuchando el pasado lunes 21 de octubre el discurso del Presidente Danilo Medina frente al Pleno Nacional de Dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) recordé una frase de Miguel de Cervantes: “La ingratitud es hija de la soberbia”, con ella reafirmé mi creencia de la necesidad de derrotar al PLD ¡Ahora!

Las palabras pronunciadas por el presidente fueron expresadas desde lo más profundo de su corazón, con una emoción visible. Es decir, estamos frente a un hombre que ciertamente es un engreído, prepotente, altanero y con un sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato despreciativo. Danilo en su intervención creía ser un rey dirigiéndose a sus vasallos y cortesanos.

El mandatario se desahogó y mostró su verdadero rostro: retaliatorio, ingrato, desleal. ¿Si actuó de esa manera contra quien le entregó la Presidencia en el 2012, que no sería capaz de hacerles a otros a quienes no deba nada?

Se hace impostergable derrotarlo a pseudo rey ese y a su partido. Es impostergable un gran acuerdo nacional que derrote al mandatario. Pero debe ser una derrota contundente, que no deje lugar a dudas y que envié un mensaje claro a la nación y al engreído y soberbio de Danilo, el cual cree ser la última botella de agua del desierto.

La derrota del PLD es necesaria por la salud de la nación. Lo que vimos ayer, es un hombre que ha Jurado imponerse usando el Estado como elemento principal, dijo que él ganaba las elecciones, cosa extraña, pues él no es candidato. Esto es un anticipo de lo que viene; imponer a su delfín Gonzalo Castillo al precio que sea.

Es innegable que con la salida de Leonel Fernández del partido oficial se crea un nuevo escenario político y debemos entender esta nueva coyuntura, que varía totalmente el ajedrez político.

Quiénes históricamente no hemos tenido a Leonel como santo de nuestra devoción hoy tenemos la obligación histórica de avanzar junto a él, a la oposición y a los sectores progresistas para crear el más grande frente político social jamás visto, con la misión histórica, en principio, de derrotar al PLD y salvar el país.

La propuesta de unidad amplia opositora debe incluir a Leonel, pues este no se diferencia del PRM. Una unidad en la que esté el expresidente del PLD atemoriza a la cúpula oficialista, y si vamos a las elecciones con dos o tres candidatos presidenciales no hay nada que buscar.

La fórmula para derrotar a Danilo Medina es simple, no hay que ser un genio político, ni siquiera buscar a su asesor favorito Joao Santana, preso por corrupción. Es más bien tener sentido común y armar la unidad más amplia posible, la unidad en la diversidad, una unidad inteligente.

En cada provincia, en cada municipio y en cada sección debe haber un candidato común de toda la oposición. Por ejemplo, en Santo Domingo Este el candidato a la alcaldía de todos los opositores debe ser Manuel Jiménez, que se enfrente al rifero candidato del PLD, en Santo Domingo todos los partidos opositores y todos los dominicanos que queremos un mejor país debemos apoyar al empresario Antonio Taveras como candidato a senador. Esta fórmula debe replicarse a lo largo y ancho del país, solamente un candidato en cada una de las posiciones para enfrentar a los candidatos del gobierno y vencerlos de la forma más contundente posible, por el bien del país, pues derrotar al PLD es una necesidad.

*Vocero Nacional del Falpo

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •