En Palacio procurador se disculpa y fuera pedían su destitución

Jean Alain Rodríguez
En Palacio procurador se disculpa y fuera pedían su destitución

Por Genris García

SANTO DOMINGO.– Mientras en el Salón de Embajadores del Palacio Nacional, el procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez pedía disculpa a la jueza Miriam Germán, en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), en las afueras de la casa de gobierno grupos de oposición y sociales pedían sus destitución.

Al mismo tiempo, Rodríguez anunciaba que se inhibirá en cualquier proceso de evaluación del Consejo Nacional de la Magistratura a la jueza Germán.

“Nunca quise ni ese día ni nunca cuestionar a la mujer mucho menos a la madre y si a alguna de las dos ofendí le pido mis sinceras disculpas”, expresó el procurador.

Al mismo tiempo que agregó que sus cuestionamientos se referían a la jueza con el “objetivo de garantizar el ejercicio responsable a sus funciones ante el pueblo dominicano, jamás con la intención de faltarle el respeto y de generar polémicas que pudieran afectar este proceso”.

En tanto, en la plaza ubicada en las avenidas México esquina Dr. Delgado, el colectivo Marcha Verde y otras organizaciones políticas y sociales vociferaban consignas y levantaban carteles bien diseñados, reclamando su destitución por sus ofensas a la magistrada Miriam Germán.

Varias organizaciones se han apostaron frente al Palacio Nacional, donde se reunió el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), para solicitar al presidente Danilo Medina la destitución del procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez.

Los activistas sociales, entre los que hay miembros de la Marcha Verde, portan pancartas y vociferan varias consignas.

Al tiempo que el procurador pedía disculpa a Germán en el Palacio Nacional, Liz Mieses, daba lectura a un manifiesto en el que subrayan “demandamos al Consejo Nacional de la Magistratura pedir excusas públicas, confirmar en su puesto a Miriam Germán como integrante de la Suprema Corte de Justicia y sacar los jueces políticos comprometidos con la impunidad».

Igualmente rechazaban la “prácticas de espionaje político que llevan a cabo el gobierno de Medina y el Ministerio Público contra la jueza, violentando flagrantemente sus derechos fundamentales».

Establecen en el documento leído por Mieses que la agresión de Rodríguez a la jueza Germán “es parte del plan de Danilo Medina y el PLD de querer aumentar el control sobre el poder judicial, nombrando jueces políticos y sacando de la Suprema Corte de Justicia a juezas y jueces independientes”.

Entre los manifestantes sobresalían Narciso Isa Conde, María Teresa Cabrera, el diputado Fidelio Despradel, el exdiputado Manuel Jiménez; el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Manuel María Mercedes Medina; la dirigente de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano), Socorro Monegro, entre otros.

Aparataje policial

Desde las primeras horas de la mañana, en todo el perímetro del Palacio Nacional fueron desplegados decenas de agentes de la Policía.

Pasado el mediodía, pasaron de decenas a cientos y tomaron todas las bocacalles que dan acceso a la casa de gobierno.

Cerraron la importante avenida Doctor Delgado desde la 27 de Febrero con barricadas de metal y policías, convirtieron el cao la circulación de vehículo en el área.

Las tropas antimotines y otros escuadrones de acción rápida de la Policía estaban bajo el mando del general Máximo Arturo Báez Aybar, director Regional Central del Distrito, varios coroneles y otros oficiales.

No faltaban los agentes de “inteligencia” que vestidos de paisanos se confundían entre los manifestantes tomando fotografías y grabando videos que rápidamente enviaban a sus superiores vía WhatsApp.

Los policías superaban por muchos a los manifestantes que empezaron a llegar pasada las 4:00 de la tarde, algunos bajo lluvia.

Entre las damas asistentes, muchas se tomaban selfies y fotos con las pancartas impresas en la que aparecen imágenes del presidente Danilo Medina y el procurador Jean Rodríguez, de este último, pedían su destitución.

Pasada las 6:00 de la tarde, los manifestantes empezaron a recoger sus pancartas y banderines y se retiraban a sus hogares tranquilamente.

Esa retirada fue celebrada por agentes de la Policía que estaban allí desde las primeras horas de la mañana.

Compartir:
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •