Hoy, puros cuentos infantiles

Ramón Colombo
Nuestras peores plagas

Por Ramón Colombo/FOGARATE

Cuando Caperucita decidió aliarse con el Lobo, y salir con él, despavorida, hacia lo más profundo del bosque, fue porque ya no soportaba a la abuelita, que sólo hablaba de elecciones. Cuando Pinocho se hizo guerrillero solitario para ajusticiar al viejito Gepetto, fue porque no aguan¬taba su perorata elec¬toral. Y cuando Blancanieves aceptó ciertas sugerencias de Tarzán y se fugó con él hacia kriga bundolo mata, fue para liberarse de esos malditos siete enanos, alienados en la campaña electoral. (Por eso, este día me dedicaré a leer puros cuentos infantiles. Y quien me hable de elecciones, ¡que se prepare!).

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •