VIVEO Iván Rodríguez dice el país necesita cambios profundos

Iván Rodríguez
VIVEO Iván Rodríguez dice el país necesita cambios profundos

SANTO DOMINGO.– Iván Rodríguez, miembro fundador de la Línea Roja del Movimiento Revolucionario 14 de Junio aseguró que hoy más que nunca, nuestro país necesita cambios profundos.

Al pronunciar un discurso en la conmemoración del 50 aniversario de la fundación de Línea Roja, Rodríguez dijo que esos cambios se imponen “ya que las clases dominantes y el imperialismo nos han impuesto su política neoliberal de pobreza, explotación y miseria para las mayorías nacionales imponiendo su agenda de muerte en detrimento de las propuestas revolucionarias”.

Destacó que esa organización supo combinar la teoría con la práctica, lo que rápidamente produjo importantes resultados y desafiaron la dictadura yanqui-balaguerista.

A continuación su discurso

Distinguidas personalidades presentes

Queridos miembros fundadores de la gloriosa Línea Roja del M-R 14 de junio.

Respetados compañeros y compañeras que han continuado levantando la bandera de la lucha por la independencia nacional y el socialismo.

Queridos amigos, hijos y familiares de nuestros compañeros idos a destiempo o ausentes.

Queridos hermanos que viven en el exterior y que no pudieron estar presentes en este 50 aniversario.

Compañeras y Compañeros de lucha y de resistencia revolucionaria.

Un día como hoy 28 de julio; pero del año 1978, en un momento de gran confusión del movimiento revolucionario dominicano, apareció una luz irradiando confianza en el porvenir y renovando los sueños de miles de hombres y mujeres que consideraban como un inaplazable desafío luchar para alcanzar el poder político para concretizar las transformaciones sociales, políticas, económicas y culturales que requería nuestro pueblo; un pueblo pisoteado y saqueado durante siglos por poderosas potencias extranjeras en contubernio con las clases reaccionarias nativas.

Asumiendo los principios del Marxismo Leninismo pensamiento Mao Tse Tung y de Servir al pueblo de todo corazón, la organización naciente con el nombre de Línea Roja, su primera orientación política consistió en desparramar sus miembros y dirigentes por todo el territorio nacional integrándolos a la producción, viviendo y trabajando con los obreros, campesinos y los estudiantes, lo que nos generó una gran simpatía en el seno de núcleos significativos de nuestro pueblo.

Supimos combinar la teoría con la práctica, lo que rápidamente produjo importantes resultados y desafiamos la dictadura yanqui balaguerista, que enfiló su represión contra nuestra organización, persiguiendo, encarcelando y torturando a dirigentes y miembros de la recién conformada organización revolucionaria.

Los principios, políticas y objetivos de Línea Roja, sintetizados en producir la revolución democrática antimperialista en dirección hacia la sociedad socialista, construyendo una poderosa alianza obrero-campesina, estableciendo un poderoso Frente de Liberación Nacional y depositando toda la confianza en las masas organizadas y movilizadas resueltamente para materializar esas transformaciones, fueron correctos y siguen siendo correctos.

Porque hoy más que nunca, nuestro país necesita cambios profundos, ya que las clases dominantes Y EL IMPERIALISMO NOS HAN IMPUESTO SU POLITICA NEOLIBERAL de pobreza, explotación y miseria para las mayorías nacionales imponiendo su agenda de muerte en detrimento de las propuestas revolucionarias.

El 50 aniversario de la fundación de Línea Roja, coincide con el natalicio de uno de los líderes más extraordinarios de América Latina de todos los tiempos, un verdadero comandante revolucionario anti-imperialista, que sentó un ejemplo de solidaridad internacionalista, y de integración de los pueblos Latino Caribeños.

Camaradas, compañeros y amigos, un día como hoy 28 de julio, el mismo día y el mismo mes que se fundó la Línea Roja, pero del año 1954, nació en Venezuela el Comandante eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, para quien pedimos solemnemente tributarle (todos puestos de pie), un caluroso aplauso por su ejemplo, por su dignidad, por su grandeza como continuador consecuente de Simón Bolívar, Toussain, de Martí, de Duarte, de Máximo Gómez, de Maceo, de Luperón, del glorioso Coronel de abril Francisco Alberto Caamaño Deñó, y de cientos y miles de hombres y mujeres de estos pueblos heroicos, que han dedicado lo mejor de su existencia a las luchas libertarias de sus naciones.

Compañeros y compañeras, la Línea Roja creció apoyándose en sus propios esfuerzos y en la solidaridad sin límites que recibimos de la gente más humilde de nuestro pueblo trabajador, caminando siempre con nuestros propios pies.

Avanzamos afrontando todo tipo de dificultades y desafíos y corrigiendo los errores cometidos sobre la base de la crítica y autocrítica; y Línea Roja nos dejó una herencia a la que nunca debemos renunciar, de la que nunca debemos avergonzarnos; mas bien debemos sentirnos profundamente orgullosos y honrados de haber militado en las filas de una fuerza política auténticamente revolucionaria en sus propósitos, en su acción y en su indeclinable voluntad de hacer la revolución al precio que determinaran las circunstancias.

Podemos asegurar que Línea Roja se convirtió en una de las principales fuerzas revolucionarias de la izquierda dominicana. Con una política unitaria amplia, pero apegada a los principios, firme, pero flexible y estableciendo la necesidad de avanzar hacia el poder implementado los distintos métodos y formas de lucha que determinaran la coyuntura política. Por eso crecimos, nos multiplicamos y en los hechos nos convertimos en un referente obligado en el campo revolucionario de la República Dominicana en la década de los años 70 del siglo pasado.

Hoy al celebrar el 50 aniversario de la fundación de Línea Roja, debemos reconocer la madurez de que, aun estando ubicados en diferentes organizaciones (y teniendo en consideración una de las políticas de Línea Roja de la Unidad en la diversidad), hemos sido capaces de producir este encuentro para celebrar una fecha que para algunos podrá representar el pasado y para otros el presente e incluso el porvenir.

Tengamos todos y todas muy presente el sagrado compromiso de Servir al Pueblo de todo corazón, estando dispuestos a enfrentar al imperialismo en cualquier terreno, ya que este representa el enemigo principal de los pueblos y de la humanidad.

Gloria a nuestros mártires que nunca olvidaremos, que dieron la vida luchando por la liberación de nuestra patria, por el socialismo y el comunismo. Su ejemplo vivirá eternamente entre nosotros.

Que viva por siempre el legado histórico de Línea Roja, que viva la unidad de nuestro pueblo en la diversidad, que viva la revolución.

Podemos vencer…y venceremos.

Gracias.

Iván Rodríguez

Miembro fundador del Línea Roja

VER VIDEO:

CONTENIDO RELACIONADO:

Excoordinador Línea Roja dice dominicanos siguen luchando por independencia

En 50 Aniversario De Línea Roja, Fidel Soto llama a luchar contra Corrupción y el Crimen

Compartir:
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •