Ozoria cae bien

Ramón Colombo
Jesucristo Medina

Por Ramón Colombo/FOGARATE

El sábado conocí a un cura sencillo, como los tantos que andan por ahí predicando el Evangelio, más que con palabra, con hechos que reclaman justicia y felicidad terrenal; un cura que habla en dominicano para que se le entienda mejor antes y después del altar; un cura que extiende la mano con una sonrisa abierta que no tiene nada de protocolar; un cura que desde que era simple párroco en pueblos del Cibao, hasta hoy, no ha cambiado su forma de ser y de pensar; un cura, en fin, que nunca ha sido protagonista de ningún destemplado escándalo verbal. En verdad, Francisco Ozoria, Arzobispo de Santo Domingo, me cayó bien.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •